No somos libres…

Son las 2am. No puedo dormir.  Pienso en la cantidad de cosas que nos limitan. Que nos hacen esclavos. No somos libres para poder disfrutar de la vida.

Hace un rato, cuando estaba dando la teta a Tomás, le di la mano y me di cuenta que hoy no jugué casi nada con él, no disfruté de mi bebé en todo el día y mientras pensaba esto, Lucas, que estaba esperando su turno para la teta me pidió un beso , entonces me di cuenta que poco cariñosa soy con ellos últimamente.

Me pregunto cómo he cambiado tanto si antes era mucho más dulce y demostrativa y ahora no hago más que quejarme y ponerme nerviosa.

Pensando en todo esto me doy cuenta que en todo el día nunca hago lo que me gustaría.  Mi quehacer diario se resume a tener a Tomás todo el día en brazos, dar teta muchas veces, hacer las cosas imprescindibles con una sola mano , (hacer desayuno, cambiar pañales, vestir a los niños, hacer la comida, darles de comer); ir al cole a buscarlos, hacer que se duerman la siesta, lavar y tender ropa, meriendas, salir un momento por cosas pendientes,  volver, cenar y a dormir. Y vuelta a empezar.

De esta forma, una y otra vez hago lo mismo en bucle y se pasan los días, las semanas y los meses.

Y me doy cuenta que hay muchos días que no llego a jugar con ellos, que no puedo disfrutar verdaderamente de ellos.

Necesito que el tiempo se detenga.

Necesito poder disfrutar de mis hijos sin que nos limite un horario, un hábito, una rutina o una acción.

Se nos pasa la vida haciendo miles de cosas que debemos hacer y que si lo pensamos no son realmente las más importantes.  No juego con mis hijos porque no me alcanza el tiempo perdiéndolo en hacer cosas del día a día, sobreviviendo.

Y seguramente si jugara con ellos ganaría mucho más.  Ver felices a nuestros hijos no tiene precio.  ¿¿Entonces porqué dejamos que se nos pase la vida haciendo cosas superfluas y no hacemos lo que realmente importa? ???

¿Cuándo es tiempo de relajarse y disfrutar? ¿Cuándo nos jubilemos?

Eso pensamos ahora y luego seguro que llegan los hijos con los nietos para que se los cuidemos, lo que se convierte en un espiral sin fin…

Conozco una persona que trabajaba y ahorraba esperando jubilarse para poder viajar y disfrutar,  pero murió un año antes de eso y no pudo cumplir ninguno de sus sueños…Es muy triste. Toda la vida esperando y esforzándose para nada…

¿Cómo podemos hacer para que no nos límite la vida ni el tiempo? ¿Cómo podemos dejar de agobiarnos por el día a día y disfrutar del presente sin más?

El abuelo de mi marido siempre decía : “lo importante no es la meta sino disfrutar del camino” y eso es exactamente lo que debemos hacer.

Voy a probar, quiero intentarlo.

Quiero sentirme más libre y más feliz…

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: