37-38 semanas de embarazo

Bueno, aquí estoy sentada frente al portátil tomándome un mate y a lágrima suelta por estar escuchando canciones de embarazadas; es verdad que las hormonas juegan una mala pasada, voy de la alegría al llanto en menos de lo que canta un gallo, luego me pongo nerviosa, me enfado, vuelvo a estar contenta para llegar otra vez a mi estado habitual de histeria. :0

Pero al fin, después de tanto esperar puedo decir que ¡¡he llegado a término!!

Si, señoras y señores, estoy de 38 semanas; mi bebé ya puede nacer en cualquier momento a partir de hoy, porque sólo el 5% de los bebés nacen al salir de cuentas, el 95%restante entre las dos semanas antes o después. Y yo sinceramente espero que quiera salir a conocer la vida ya mismo.

Es verdad que el ultimo mes de embarazo es muy duro, yo ya no encuentro posición para dormir por las noches, (apenas duermo un par de horas), pero todo es por las cosas que pasan por mi cabeza, estoy llena de miedos por las cosas que leo, me entero o alguna que he pasado en carne propia. Tengo temor si no se mueve un rato, por si el flujo fuera líquido amniótico, por si me inducen el parto, por si no quiere salir, por si me hicieran cesárea; en fin, como cualquier madre supongo.

embarazada

Solo quiero que sea un parto natural y, como siempre digo, intentaré evitar la epidural y sentir el dolor de las contracciones como si fueran oleadas de fuerza que me van acercando a poder conocer, ver, sentir, tocar y oler a mi hijo. Esta vez me siento más fortalecida y eso es gracias a que mis amigas me hicieron un “blessingway”,(ya les contaré lo que es porque merece un post completo).

El peque está enorme según lo que me han dicho y el otro día al ir a la última cita con la matrona me exploró y me dijo que estaba dilatada de 1 amplio, casi 2, con el cuello largo pero favorable, así que estoy más tranqui porque eso quiere decir que en cualquier momento se decide a salir, (aunque con Samu me tiré 1 mes dilatada de 1cm), pero en cualquier caso es señal de parto próximo.

No quiero llegar hasta la semana 40, nunca me pasó porque todos fueron inducidos por una causa u otra desde la semana 36 hasta la 38 y prefiero no seguir esperando porque me vuelvo loca. Tengo la cabeza hecha un lío y no hago más que pensar en el parto. Encima en unos días tengo el exámen oficial de inglés, para el que he ido a la escuela de idiomas todo el año, pero sinceramente no me da la mente para estudiar en este momento, estoy fatal…

Aún no he perdido el tapón mucoso y todos los días tengo un rato de contracciones fuertes y dolorosas que se paralizan al recostarme o relajarme, estoy esperando cualquier indicio que me muestre la proximidad del gran momento, pero cada vez que me parece que va a ser, luego nada. Sé que me cuesta mucho esperar, pero llevo 266 días imaginando como será su carita y ya quiero verlo en directo…

A ver si pasa la semana y tengo la primicia para contarles el cuarto momento más importante de mi vida…