“Despertares nocturnos”

Hoy Samu se despertó a las 6:30 am con ganas de jugar. Estaba súper tierno. Sigue durmiendo con nosotros, (cada vez estiro mas el tiempo, ahora digo que sólo será hasta el año), pero con las cosas que hace resulta imposible sacarlo de la cama. Les contaba que esta mañana estaba en el medio nuestro y empezó a acariciarnos, primero a uno y luego a otro. Me miraba con ojitos tiernos, decía: “mamá”, me acariciaba y se daba vuelta, decía “papá” y hacía lo mismo con Vicen.
Fue uno de los momentos más dulces vividos. ¿Cómo no despertarse feliz de esta manera?, ¿cómo poder seguir durmiendo?, ¿cómo y porqué deberíamos acostumbrarlo en su cuna o en su cuarto? Nos perderíamos tantas cosas…
Todas las noches antes de dormirse juega, ya sé que no es bueno y he leído que debería sacarle todos los objetos que pueden distraerle a la hora del sueño; realmente a veces tiene tanta energía que parece que se pasa de vueltas y ya no quiere dormir. Incluso a veces no puedo mas de sueño pero debo aguantar hasta que él se duerma primero. En casos de desesperación, me hago la dormida y apago la lámpara, obligándole así a dormirse. Pero es que da taaaaaaaaaaaaaaaaantas vueltas!
Cualquier cosa que esté en el cabecero de la cama es una distracción para él y cualquier objeto se convierte en un juego. Se pone de pie, de trepa a la almohada, coge todo lo que encuentra y lo tira sobre nosotros. Acto seguido se sienta y juega. Le vale todo: revistas que rompe, la botella del agua, papeles, protectores mamarios, cajitas, pañales, lo que sea.
He leído que al tomar la teta es normal que se despierte unas cuantas veces más de noche, pero ¿tantas es normal?
Ya no recuerdo lo que es dormir varias horas seguidas, hace más de un año que no duermo toda la noche, aunque a decir verdad, mis quejas se ven enormemente compensadas con el amor que me transmite mi hijo cada vez que se despierta. Inclusive puedo decir que ha habido un avance, porque antes cada vez que se despertaba buscaba desesperado la teta, (como se dormía así pretendía despertarse del mismo modo), y ahora da unas vueltas para un lado y para otro buscando la posición más cómoda e intenta dormirse solito.
Pues nada, a seguir luciendo ojeras que dan color a la cara, porque si todas las madrugadas son como las de esta mañana vale la pena convertirme en zombie y no dormir en cien años…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: