Lucas tiene 6 meses

(Este post lo escribí el 23/11, pero tenía abandonado el blog así que hasta hoy no pude publicarlo)

 

…Bueno, tiene casi 7, ¡pero hace un mes que quiero publicar esta entrada!

Cada vez tengo menos tiempo, supongo que cuando crezcan los peques, Mateo me reclamará que he escrito poco sobre su infancia y Lucas ni hablar, porque de Samu escribía todo, además, al ser primeriza todo era una novedad…

En fin, que el peque ya no es tan peque. Se entera absolutamente de todo, se mantiene sentado sin caerse desde hace tiempo, juega algunos minutos solito, (aunque siempre prefiere estar acompañado de sus hermanos), le encantan los mimos y pretende que le hagan cosas todo el tiempo porque sino protesta.6meses

Hemos ido hace poco a la consulta de los 6 meses y el que parecía ser distinto al final parece que será igual que sus hermanos. No ha aumentado tanto de peso, ha bajado el percentil, (ha subido 700 gramos en dos meses y como mínimo debería haber subido un kilo) por lo que ya me envían consulta mensual para controlar el peso.

Él está increíblemente bien, pero en este país parece que si los bebés no están gorditos es un problema. Lucas sigue tomando la teta a demanda pero con la alimentación va muy poco a poco, la fruta le encanta pero lo que es la verdura cuesta mucho; normal, ¡como a mí!

Debe ser que se ha acostumbrado a los sabores dulces que tomaba yo al estar embarazada y ahora no sé como acostumbrarle a otra cosa. De todas formas practico el blw, (alimentación regulada libre de papillas), pero hay tan poca variedad que puedo darle que es normal que se canse, yo también lo hago.

Ya ha comenzado a decir sonidos de dos silabas repetitivas: dadada, tatata y le encanta comprobar el sonido de su voz al gritar. Es muy mamero y no quiere estar con nadie más, ¡ni siquiera con su padre!

Uf, la verdad que no veo la hora que crezca para que ande y descansar del hombro, que lo tengo a punto de caer, jejje, menudo bichito; ¡se la pasa todo el día en brazos!6mesesitos

Hasta tiene sus mañas para dormir, jamás lo ha hecho en su cuna que sigue impoluta al lado de nuestra cama, el señor duerme conmigo tomando teta y de la mano…

Yo le digo “mi rey” porque parezco su súbdita y no me molesta serlo si a cambio me regala a diario miradas y sonrisas llenas de amor…

¡Te quiero bichito!

 

Mateo tiene 6 meses

Buenas!

Mi chiquitín ha cumplido los 6 meses, ya no es un recién nacido y quería compartir con vosotros todo lo que está aprendiendo en estos días.

Antes que nada, hemos ido a la consulta médica con las respectivas vacunas y pesa 6630 kg, mide 62,5 y su perímetro cefálico es 42. Está en los mínimos, pero en un mes ha engordado 700 gramos y parece que no está mal…

Está comenzando a aguantar sentadito, aunque todavía se va hacia los lados. Se la pasa estirando las piernas, ha aprendido a saltar y le encanta estar de pie, suele estirar las piernas sobre mi barriga y no se está ni un minuto quieto.6meses

Pero una de las cosas más lindas de este tiempo, es que está aprendiendo a comer. La verdad es que los primeros días me volvía un poco loca, porque intenté hacerlo tal como me lo dijo la enfermera, (a la forma antigua, siguiendo un detallado y riguroso esquema), pero luego estuve informándome bastante sobre baby led weaning, (aprender a comer solito) y me gustó bastante, por lo que hice las mismas verduras, (patata, calabaza, zanahoria y pollo), pero sin triturar ni hacer puré, lo corté en tiras muy finas, le puse en la trona y ¡estaba encantado!

sentaditoAsí que lo haré de esta forma, que es la más natural, divertida y educativa. Con el puré se pone tan nervioso que si le doy una cuchara empieza a dar gritos porque quiere la misma y no soporta tener que esperar por la siguiente; además al ponerse nervioso él me pone de los nervios a mí también.

Son bastantes complicados estos momentos para mí, con los dos peques hay veces que caliento la comida hasta en 5 ocasiones y algunas veces hemos tardado hasta casi dos horas para comer, pero como sea es mejor que el consejo que me dio la enfermera, digno de poner en el record guinnes de las animaladas; me dijo: “para que coma todo le metes la cuchara y acto seguido, le encajas el chupete, así no le queda otra que tragarlo” además, también dijo que “le fuera quitando la teta, que ya es suficiente, que si no me iba a salir como el otro”; sinceramente alucino con estos comentarios y pienso que hay gente que le hace casos a estos viejos consejos que más que construir y enseñar, destruyen. Por favor, ¡seguir vuestro instinto que nunca se equivoca!mateo6meses

Y qué más, ya quiere hablar y balbucea, diciendo: bababa, dadada, plapla, y éstas sílabas son las que preceden al lenguaje, (en un par de meses con suerte esperaremos a que diga papá).

Sigue chupando todo sin parar y sus preferencias pasan por su dedo gordo del pie y por el rollo de cocina o servilletas, si señores, para él el papel es su manjar más exquisito.

Ha aprendido a darse la vuelta, (aunque a veces le queda atrapado un brazo debajo) y si lo pones en un lado de la cama en segundos aparece en el otro, como también ya sabe reptar para adelante y para atrás, si lo pongo en el sofá va de un extremo al otro.6mesesmateo

Con Samu es impresionante la relación que tiene, le busca cada mañana y cada noche, se ríe mucho con él, cuando toman la teta juntos le coge de la mano o le agarra del pelo, le chupa los dedos, la cabeza y hace que se ría a carcajadas y lo abrace, diciéndole muchas veces por día: “Te quiero, Mateo”

Y otra cosa importante que me recuerda mi marido: ya conoce perfectamente a papá y cuando lo ve que vuelve de trabajar, le dedica una amplia sonrisa, que haría derretir los corazones más duros, pero los nuestros son tan blandos y tan llenos de amor gracias a los dos chiquitines que iluminan nuestra vida, que nos enternecemos y volvemos locos por un simple gesto…

Hasta aquí por hoy, éstos son los adelantos de mi pequeñín que crece día a día…