Adaptación en el cole

Mi mediano ya tiene más de tres años y ha comenzado el cole el mes pasado.

Y quiero contar como va la adaptación. Al principio fatal pero supongo que como cualquier niño con la diferencia que Mateo jamás había pisado una guardería.

Confieso que no pude evitar mis miedos y nervios porque temía que me volviera a pasar lo que ocurrió con el mayor, (tardó casi un año en adaptarse porque se cogía todos los virus y faltaba mucho lo cual era la pescadilla que se muerde la cola).

Los primeros días lloró mucho, según su profe el momento trágico era al dejarle, tenía media hora de llanto continuo que más que lágrimas eran gritos desesperados. Solicité flexibilidad en la adaptación y en cierta medida me la dieron. Se supone que los dos primeros días iba una hora, luego hora y media, 2 horas y de ahí pasaron a las 4 horas del horario de septiembre, (de 9 a 13 hs). Luego en Octubre horario normal, (de 9 a 14hs).

En 4 días se supone que cualquier niño, (al menos en un cole estatal) debería estar ADAPTADO.

Me parece RIDÍCULO.

No entiendo porqué esa manía de igualar a todos ante la adversidad. Para un peque tan chiquitín que sale de su casa por primera vez, pasar de un entorno tan seguro a un sitio desconocido en el que DEBE respetar pautas, tiempos, hábitos es como entrar en una cárcel.  De tener toda la libertad a tener que estar en un entorno limitado haciendo lo que le indiquen.cole

Es muy pronto llevar a los niños al cole a los 3 años. NO ESTÁN PREPARADOS.

Envidio y quiero la educación de Finlandia para España; en donde el cole comienza a los 7 años y tienen la mejor educación del mundo.

Los 3 años sí es una edad en la que empiezan a socializar, pero no hay que obligarlos a hacerlo sino dejar que ocurra espontáneamente.

A los 3 años tampoco es obligatorio que aprendan a la perfección el control de esfínteres, aunque parece que esta sociedad y la escuela OBLIGA A QUE ASÍ SE HAGA.

Los 3 años es una edad en la que pueden aprender muchas cosas, pero aún NO las necesitan para desempeñarse en la vida, LO QUE NECESITAN ES JUGAR.

Ni fichas, ni actividades demasiado pautadas, sino juego libre.

Uy, ¡que me dejo llevar por la emoción de mi profesión!  Ya sé que habrá mucha gente que me diga lo de siempre: la no conciliación laboral obliga a llevar a los niños demasiado pronto al cole. Pero como padres deberíamos exigir más tiempo en la adaptación.

Lo que el niño debe lograr para poder adaptarse es tener un buen vínculo con su profe, sólo con eso podemos asegurarnos que haga la transición de casa al cole lo mejor posible. Por eso debemos prepararlos para el encuentro, hablar mucho con su profe, dejarles que lleven su juguete preferido, pasarnos en el recreo y observarlo sin que nos vea. Y fundamentalmente extender el tiempo de adaptación al menos por dos semanas.

He visto a muchos padres dejarles de 9 a 17hs, con comedor y actividades extraescolares de un día para el otro y entiendo que a muchos se les dificulte otro horario por su propio horario laboral, pero como alternativa creo que habría que resignar unos días de vacaciones para poder acompañarlos en este proceso y no obligarles a coger una rutina que no les corresponde porque es de ADULTOS.

El tiempo que invertimos en nuestros hijos es tiempo que ganamos en mejorar el futuro de la sociedad.

Bueno, mejor no sigo opinando porque seguro que ganaré muchos enemigos con lo que pienso.

Respecto a Mateo me dejaron extender la adaptación hasta dos semanas para poder hacerlo más lentamente. Y aunque estoy segura que con más tiempo hubiera resultado aún mejor, ahora el peque va contento a la escuela, sale feliz y ya tiene una amiga muy especial que se la pasa de la mano con él y le consuela si está triste.

No tiene problemas en levantarse ni se niega a ir, vuelve con mucho sueño y aunque tardará más tiempo en acostumbrarse a los horarios va muy bien encaminado, así que estoy muy contenta porque lo va sobrellevando mejor de lo esperado…

Te quiero Mateo!! ¡¡¡Eres un valiente!!!!

 

 

Anuncios