Mi bebé tiene 9 meses

Buenas…

El peque está grandísimo ya, ha cumplido 9 meses y ya hace un año y medio que está conmigo sin separarse nunca.

En este tiempo ha aprendido tanto que parece una esponja, absorbe todo y le encanta aprender cosas nuevas, me sorprende su capacidad y entusiasmo por sus logros diarios.

Ya gatea desde el mes pasado, aunque comenzó haciéndolo de una forma extraña: con una pierna doblada adelante y otra doblada por detrás. Así lograba avanzar bastante rápido hasta que hace unos días perfeccionó la técnica; ahora gatea y cada poco se sienta cogiendo cualquier cosa que encuentra por ahí. Le encanta buscar basura en los sitios más inverosímiles, (por ejemplo suele meter la mano debajo del sofá buscando alguna miga de antaño).

Come muy bien y tengo miedo de darle poca cantidad, porque en comparación con los hermanos que no comían nada, lo hace fenomenal; ¡si tiene rollitos y todo!

Reconoce su nombre, ha aprendido a decir mamá, chau, globo, nene y teté, que es su palabra favorita para referirse a su tetita, la que sigue tomando muchísimo. Le encanta, aunque para dormir la usa de chupete. Sinceramente esto no resulta muy bonito, porque tengo que estar tooooooda la noche en posiciones muy incómodas y poder descansar así es muy complicado 😦IMG-20160128-WA0001

También os cuento que mi querido bebé es un kamikaze: busca continuamente situaciones de peligro: le encanta descubrir enchufes, tocar cables, intentar lanzarse desde diferentes alturas, llevarse cualquier cosa pequeña a la boca… En fin, tengo que estar hiper pendiente todo el rato porque es un verdadero terremoto.

Le cuesta mucho conciliar el sueño, si no le apago la luz no se duerme y a la noche comienza a saltar como derrochando las energías que le quedan del día; nunca se duerme profundamente, es capaz de despertarse al pasar una mosca. También le cuesta dormir la siesta, puede dormir una o dos por día pero solo de media hora.

Sigue muchísimo a sus hermanos, se vuelve loco con los juguetes preferidos de ellos: los angry birds, Mateo busca continuamente cosas aptas que pueda morder y chupar, pero sólo quiere lo que tengan sus hermanos. También se divierte mucho tirando las torres que ellos construyen. Los sigue a todas partes, se ríe con ellos, los persigue gateando, es un terremoto que intenta imitarlos, debe pensar que él también es tan grande como ellos…

Al cumplir los 9 meses le ha salido su primer diente, (central inferior); aunque esto no era impedimento para comer, hacemos blw, prueba de todo, disfruta con la comida, come lo que quiere y lo hace estupendamente; ha tardado más de lo normal en salirle pero lo ha compensado porque hace un par de días le han salido los dos centrales superiores; ¡está para comérselo!

Se pone de pie cogiéndose de los muebles, sabe chocar la mano, le encanta Micky y bailar la mickydanza, ya se hizo amigo de su padre porque hasta hace poco solo quería estar conmigo y ahora también disfruta de su compañía.

Y más cosas: yo estaba preocupada porque tenía un ojo bicolor o como una mancha en el mismo pero lo hicimos ver y resulta ser un lunar, me han dicho que eso no lo tiene mucha gente y es un rasgo muy especial; y sí es que mi Luqui es así, único en su especie, jejejee, te adoro chiquiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii!!!!!!!!!!!!!!!!

Una mamá babosa…

 

Mi bebe tiene 3 meses

¡¡3 meses!! Mateo va creciendo y el tiempo pasa volando…

Ya está mucho mas despierto, llora mucho menos y es muy risueño, (todo el día nos está sonriendo al hacerle cualquier mueca o sonrisa).

Lo que más me llama la atención de él es que necesita mirar a los ojos casi todo el tiempo, (menos cuando está enojado que parece no querer saber nada del mundo); y si no lo estás mirando se echa para atrás buscándote hasta asegurarse de lograr ser mirado. Y tiene unos ojitos verdes tan dulces y expresivos que es imposible poder ver otra cosa, jejeje!!

Y ya se pone de pie teniéndolo en brazos y tiene una fuerza en las piernas increíble, parece que ya puede sostenerse sólo.mateo

¿Y qué más? Ya no tiene lo que parecían cólicos, pero todos los días se enfada mucho por algo, (por ponerlo en la silla del coche que lo detesta o por ir mas de 5 minutos en la silla de paseo, o por intentar dejarlo un minuto en la cuna)  y lo difícil es calmarlo, aunque he descubierto que si vamos al aseo donde hay un gran espejo, él se ve allí reflejado y me ve a mí y se calma automáticamente; también ocurre al poner el extractor de la cocina, al menos ese molesto ruido sirve para algo, jejejeje!!!

No quiere tomar bibi jamás ni usar chupete, hemos intentado varios y le dan arcadas, pero cuando tiene sueño se desespera por chupar, así que se ha descubierto hace tiempo las manos y se las lleva a la boca insistentemente para relajarse.

Se ríe muchísimo y lo sigue con la mirada al hermano buscándolo cuando le escucha hablar, emite grititos con una voz muy tierna y ya duerme muy bien por la noche, (5 horas seguidas), se despierta, toma un poco de teta y sigue durmiendo, aunque luego empieza a despertarse una vez por hora hasta que nos levantamos de la cama. Sigue durmiendo con nosotros, está muy acostumbrado a estar siempre en contacto y la única forma que duerma tranquilo es de costado mirándonos, cuerpo con cuerpo y yo abrazándole. Si le quito el brazo, se despierta de forma automática. Me gusta tener ese contacto con él, aunque el hecho de estar siempre en brazos o pegadito a mí hace que no me pueda ocupar todo lo que quisiera de Samu, (aunque sí lo hace el padre) o de mi marido mismo, que es un tema que me preocupa. Yo creo que si nuestra relación no fuera tan fuerte no habría resistido.mateo1

La verdad es que estoy orgullosa de tener a alguien así, aunque sé que tenemos que encontrar mas tiempo para nosotros.  Cuando se elige una forma de criar como la nuestra, la pareja queda en otro plano, por eso es tan importante recuperar esos momentos perdidos…

Volviendo al tema de Mateo o “Mapeipo” como le dice su hermano a veces, ya pesa 5,450 kg y está bastante gordito, se le está cayendo todo el pelo, ¡¡pero está más guapo, el chiquitín!!!

¡Uy! , está llorando, es que lo tengo algo constipado al pequeñín, así que me voy a seguir cuidándolo, ¡ya les seguiré contando!