Recuerdo inolvidable

Hoy es un día para no recordar, pero también es un día que no puedo olvidar.

Hace 6 años que murieron mis mellizos, Luna y Tiago, con 20 semanas de gestación por una corioamnionitis aguda.

Tremendo golpazo que me dio la vida, que en vez de poder presenciar el milagro de dos vidas unidas saliendo de mí sólo pude presenciar a mis dos pequeños angelitos muertos.duelobaby

Ya lo he contado varias veces y no quiero revivirlo contándolo otra vez, así que para quien quiera conocer la historia, dejo aquí un enlace de lo que fue ese momento:

https://aprendiendoaserpadres.com/2015/09/09/aniversario-gris/

https://aprendiendoaserpadres.com/2014/09/09/4to-aniversario-de-un-dia-gris/

Al pasar el tiempo el dolor disminuye pero no cesa jamás… Y el mejor remedio para poder sobrellevarlo fue el nacimiento de mis tres hijos que son mi felicidad…

Pero después de una vivencia tal, os puedo asegurar que una nunca, jamás, vuelve a ser la misma…

Hijos, donde quiera que estén su madre no los olvidará…

 

…”Sólo hay una cosa que me puedo imaginar aún más terrible que la muerte de mi hijo. Mucho, pero mucho peor sería…No haberlo siquiera conocido”… (El camino de las lágrimas, Jorge Bucay)
Anuncios

Aniversario gris

Hoy hace 5 años que perdí a mis primeros hijos. Mis mellizos, mis queridos peques…

Puede ser que ahora duela menos, pero nunca jamás deja de doler. Cada vez que veo mellizos me duele, cada vez que pienso que tuve una niña en mi interior y que no ha vuelto, (tengo 3 niños), duele mucho…Cada recuerdo, cada cosa vivida en esas 20 semanas de embarazo en las que cada día fue especial…peques

Me sentía única. Era maravilloso saber que albergaba dos seres dentro de mí.  Los habíamos buscado mucho y en el segundo intento de F.A lo logramos. “Son dos” dijo el medico y a mi casi se me estalla el corazón de alegría, siempre había querido tener mellizos. Mi abuelo había tenido una hermana melliza y yo estaba ilusionada con que se me de esa posibilidad…

Pasaron las primeras ecografias, los dos tenían latido cardíaco y todo bien.  La eco de la semana 12 también salió perfecta, no tenían ninguna alteración y todo parecía normal. Recuerdo que en una de esas ecos los vi saludarme, movían sus manos y pies, lo que parecía decir: “Hola mamá”. Estaban en dos sacos diferentes, pero en cada eco estaban en una posición distinta, aunque siempre buscando la mejor forma para estar encajados, (la cabeza de uno en los pies del otro), formando un dúo perfecto.mellizos

Recuerdo otra eco donde los vi bailar,  se movían tanto que eso parecía…

Y otra en la semana 16 cuando me dijeron que estaban estupendamente y que parecían ser niño y niña. No se equivocaba, así eran.

Al acercarse la semana 20 tuve pérdidas de sangre, pero me dijeron que era por un pólipo que tenía y se me saldría naturalmente en el parto. Un par de días después perdí el tapón mucoso y tenia dolores, fui a urgencias y me dejaron ingresada porque tenía flujo que podía ser líquido amniótico. A las pocas horas se confirmó, tenia una fisura en una de las bolsas. El riesgo mas grande era que coja una infección y así fue. Pase de ser una madre feliz a convertirme en una loca desesperada que quería retener a sus hijos. En sólo dos días el líquido de la bolsa que tenía a la niña se convirtió en “limite inferior al mínimo”, yo tenía fiebre que no me bajaba y estaba a punto de morir. Hable con todos los médicos y hasta pedí que se acercara el director del hospital para decirme si había al menos una posibilidad que se salvaran.

No la había, era imposible. Pasaba el tiempo y me dijeron que me quedaban 48 horas de vida. Tenían que quitármelos,  porque la infección ya se había pasado a la placenta y de ahí a la sangre solo era un paso.

Me asusté. Y mucho. No quería morir.mellis

Mi razón sabía lo que había que hacer pero mi corazón no podía aceptarlo.

Antes de que me provocarán el parto yo ya había empezado con contracciones. Pensaba que era estreñimiento, ganas de ir al baño, era primeriza y no sabía lo que me estaba pasando.

Cada vez eran más fuertes. Mi cuerpo era sabio y se estaba ocupando de hacer el trabajo.

Después de tanto dolor, me dijeron que aún me faltaba mucho, estaba dilatada de 4 cm. Me dejaron solo con mi marido en una blanca y fría habitación a seguir esperando, pero en unos minutos sentí que se salía de mi. Y así era,  mi niña ya estaba fuera. Como era tan pequeña, no tenia que dilatar mas. Llegaron las matronas y a los pocos minutos salió mi niño, envuelto completamente dentro de su bolsa. No se había enterado de nada y allí murió,  supongo que feliz. Quien sufrió más fue mi niña. ..duelobebe

Los tuve en mi pecho, rodeado de mis brazos.  Les di besos y los acaricie, pero eran tan pequeños que temía que se rompieran.  Yo estaba rota.

Sueños rotos, ilusiones caídas. Mi cuerpo, mente y corazón destrozados.

No hubo tiempo. Me los quitaron de mis brazos con la excusa de que tenían que hacerles la autopsia para decirme que era lo que había ocurrido.

Yo necesitaba despedirme. Les hice 3 fotos, eso y mi memoria es lo único que me queda de ellos. No me dejaron enterrarlos, al ser tan pequeños le correspondía a anatomía patológica ocuparse de sus cuerpos…

Esos cuerpos tan frágiles, tan pequeños…

Eran perfectos, dos muñequinos. Les conté sus dedos, los miraba pero no me animaba a moverlos, temía romperlos.

La niña salió con una mano apoyada en su cara, como pensando. No entendería porqué tanto dolor. El peque no se enteró.  Tenia una expresión de paz absoluta en su rostro…duelo

Luna y Tiago, esos eran sus nombres.

Corioamnionitis aguda, eso dice en el informe pero nunca nadie me ha explicado porqué.

Si de verdad están en algún sitio, espero volverlos a ver algún día o que vuelvan a mí, yo estoy dispuesta a esperar.

Desde ese momento que hoy hace 5 años muchas cosas cambiaron.

Yo dejé de ser tan positiva y algunos miedos se apoderaron de mi. Me enfado rápido, tengo mala leche, temo que pasen cosas malas pero aun asi he tenido el mejor remedio para un duelo que son las otras vidas que han llegado a mí: Mis hijos Samu, Mateo y Lucas a quienes amo profundamente.duelobebes

Nada se olvida. Una muerte así no se supera, solo duele algo menos. Y mis hijos mitigan ese dolor.

Desde hace 5 años hemos dicho que los peques que quieran venir son bienvenidos.  Y hasta ahora llegaron 3.

Siempre me preguntaré porqué ocurrió y jamás lo entenderé…

Siempre los amaré y siempre los recordaré…

 

 

 

angel

 

 

4to aniversario de un día gris…

(Para eterno recuerdo)…

 

Hola hijos, mis peques, mis mellizos. .. Ojalá pudiera verlos, ojalá pudiera saber dónde y cómo están. ..

Hoy hace 4 años que se fueron de mí.  Estaba embarazada de 20 semanas.  De repente, en el mismo día escuché sus corazones latir y por una maldita infección murieron en mi interior.dia gris

Hoy quiero darles las gracias por haber estado dentro de mi, por agitar sus manos, (parecían saludos) en algunas ecografias, porque pude presenciar como bailaban en otras, por sentir tan pronto sus movimientos como aleteos de mariposas, por hacerme sentir tan especial. ..

Me sentía la mujer más dichosa del mundo…

Recuerdo cuando supe que estaba embarazada sin siquiera tener ningún retraso, era tan buscado y esperado…

Recuerdo también cuando en la primera eco me dijeron sin anestesia: “son dos” y para mí fue lo mejor que podía haber escuchado. ..

Recuerdo a papi diciéndome “la panzurriona” y yo con una sonrisa de oreja a oreja disfrutando y sintiendo la vida dentro de mí. ..

Recuerdo bailar con mi vestido rojo, mi preferido porque era el que mas marcaba mi panza…Y me encantaba.

Recuerdo muchas cosas bonitas, pero también recuerdo este maldito día en que la infección se apoderó de ustedes, la fiebre de mí y que me dijeron que me quedarían 48 horas de vida si no me provocaban el parto. Me resistía a perderlos y quería irme yo también.  Empece con contracciones y me dijeron una y otra vez que la naturaleza era sabia y mi cuerpo sabía lo que hacía, pero puedo asegurar que mi mente no.

Me aseguraron que no existía ni una sola posibilidad de que se salvaran, estaban condenados y así como vivieron dentro de mi, murieron…diagris

Tuve un parto, los vi salir. La niña con la bolsa rota y el niño luego, dentro de su bolsa íntegra,  creo que él no sufrió,  su cara irradiaba paz.

Los tuve en mis brazos, los acaricie y les di besos con miedo de que se rompieran; cabían en la palma de mi mano y eran tan frágiles. ..Luego me los quitaron, los llevaron a hacer la maldita autopsia…De vivir y tener dos vidas en mi interior pasé a sentirme vacía y muerta en vida.

Siempre dije que el tiempo lo curaba todo pero sólo fue una ayuda. Mi marido y la llegada de Samuel a mi interior 45 días después fue lo que me hizo volver a vivir.

Siempre me pregunte por qué y no hay explicación posible, ahora creo que todo es por algo y pienso que ellos fueron los que abrieron el camino para los que vinieron después, o eso quiero creer.

Me siento madre desde que ellos estuvieron en mi interior.

Donde quiera que estén les pido que si no lo han hecho ya, vuelvan a mí, se merecen que la vida les de una verdadera oportunidad. ..

¡ ¡ Luna y Thiago los amo! !