Adaptación en la guardería

Segundo día en la escuela infantil, (del 13/9)

Hoy Samu no quería ir a la guarde. Me puso problemas desde que se despertó.  Me decía que no quería ir y que queria ir a casa.  La verdad es que hoy hubiera preferido que no sepa hablar, porque ver que me lo decía tan seguro me hizo dudar y mucho al salir camino a la guarde.

Al llegar allí se puso a llorar como loco y su maestra me dejó pasar a la clase, aunque habré estado menos de 10 minutos, porque me arrancaron a Samu de los brazos y se lo llevaron a la otra clase de dos años para que viera a un vecino/amigo e intentar convencerle.  Samu decía: “mami no se va, mami se queda” y yo con todo el dolor de mi alma diciéndole que volvería en un rato. ..Esto no puede ser más difícil, tener que mentir a tu propio hijo para dejarle sólo en un lugar desconocido. Yo me puse mal y dije que no pensaba irme con mi hijo llorando así, entonces salio otra maestra para explicarme mil y una historias, asegurando que los peques no están todo el rato llorando sino que lo hacen de forma intermitente. Le explique que no tengo necesidad urgente de dejarle, que era para que no sea tan duro para  el empezar el cole el próximo año, pero que estaría de excedencia por lo que puedo cuidar de el en casa… Ella me tranquilizó y me dijo que probemos unos dias, algo mas de una semana a ver que pasa.  Y me fui, sintiéndome fatal porque escuchaba el llanto de mi hijo desde lejos. Lloraba desesperado y asi me fui yo,  aunque esta vez intente ser fuerte y no llore. Al volver a buscarlo, fui antes de tiempo para observarlo en el parque exterior y lo vi llorando una vez mas, limpiandose la nariz, (Nooooo, ya mocos noooo) y  tirando el papel a la papelera, (le encanta hacer eso, pero sin llorar). Estaba solo y nadie le consolaba, a mi me dio tanta pena que fui a su encuentro.  Lo vi como resignado, (hoy tampoco vino corriendo a mis brazos) y me mostraron un par de fotos que le habían hecho jugando para que viera que no había estado llorando todo el rato.  También me dijeron que estaba aprendiendo a relacionarse porque había pegado a otros niños y esa era una forma de relación.  Flipo con estos comentarios, además Samu nunca ha pegado a nadie, al contrario,  no sabe defenderse y siempre le dan a él. ..

Al volver a casa habló y dijo” no quieres ir a la guardería” (siempre habla en tercera persona) “llorabas y mami no estaba”. Uf, que cuchillo me clavaba, que dolor que tenia en mi alma…

El fin de semana estuvo repitiendo mil veces que no quería ir y el domingo empezó con mocos y diarrea…A los dos días empezo con lo mismo mateo y luego yo…

Una  vez más cogimos otro virus de guardería y, al ver a Samu malito y triste y a Mateo por el mismo camino nos volvimos a replantear el tema…

Anuncios