Período de adaptación en la guardería…

¿Qué cómo va la adaptación de Samu a la guarde?

La adaptación, horrible. En las pocas horas que fuimos: mas o menos un par de horas diarias, le ponían en la sala de bebés o en la de 1-2 años para discernir cuál le iba mejor, aunque obviamente no era ninguna. Samu no quería estar con los demás niños, él, como todos los bebés que obviamente lo que mas desean en el mundo es estar con su madre/padre.

Yo no me fui nunca en esos 4 días, pero muchas veces salía de la sala y me escondía y en cuanto lo hacía, mi pobre pequeñin, se ponía a llorar como si le estuvieran matando y yo, que conozco de sobra a mi hijo, reconocía su llanto entre todos los otros que se escuchaban. Ha llorado mucho y cada vez que lo hacía yo me retorcía por dentro. Hasta tenía miedo que en un proceso de locura terminara rompiendo las puertas y llevando corriendo a mi hijo en brazos: “Mamá te salva, pequeño, no sufras”

Es muy duro y me reconozco débil para hacerlo: en eso consiste la adaptación: en dejarlos llorar, porque supuestamente el llanto terminará de un momento a otro. Pero yo no estoy dispuesta a verle y hacerle sufrir; si podemos permitirnos una excedencia más larga aunque no nos sobre el dinero ¿porque no aprovecharlo?

Si hace casi 15 meses que defiendo la teoría de no dejar llorar a los niños, ¿porqué voy a cambiar ahora? Si yo defiendo algo que digo, debo predicar con el ejemplo.

Además, no tengo porqué acostumbrarme a verle llorar y la gente se empeña en decirte que eso es lo normal; pues les digo a todos que lo normal es ver feliz a tu hijo, criarle con amor, respeto, cariño, darle todo lo que puedas y más, lo normal es verles contentos, no tristes.

Y aunque esto sea un tiempo no estoy dispuesta a contribuir a la infelicidad de mi hijo ni un solo segundo más.

Aquí no hay excusas: lo importante son los niños.

Además, como Licenciada en Psicopedagogía y con 4 años de psicología puedo decir que un peque hasta que adquiere la capacidad de simbolizar y socializar no necesita para nada el contacto continuo con otros niños; (esto no significa privarlos del juego con los demás), pero es que si se los observa no hay un juego compartido, es sólo individual hasta casi los 3 años, que es cuando sí empieza a ser necesario, (por eso será que es obligatorio que empiece el cole a esa edad). No hay sociabilización antes de esa edad.

Obviamente comprendo a quienes no les quede otra alternativa que llevarlos a la guarde por ejemplo por dificultades económicas, pero yo tengo la suerte de ser una privilegiada con una empresa que me apoya y un marido incondicional, así que decido seguir con la excedencia y empezar a pensar otras formas de conciliación trabajo-familia, por lo que ya tengo unas buenas ideas rondando por mi cabeza, algún proyecto que espero poder hacer pronto realidad.

Ya os iré contando…