Mi bebé a los 8 meses ya dice papá, los 30 meses del mayor y más cosas…

Buenas…
Antes que nada perdón por desaparecer de esta forma pero tengo motivos importantes, aunque antes de hablar de mí prefiero hacerlo de mis bombones, que cada día están más lindos…
A Mateo le ha salido ya el cuarto diente, (primero los dos centrales de abajo, luego y casi juntos los dos centrales de arriba), así que cada vez que se ríe, que es muy frecuente, está muy gracioso!
A sus 8 meses ha aprendido ya a ponerse de pie, gatear, (aunque lo hace con una pierna encogida y la otra estirada), cogerse de lo que sea para estar de pie, jugar sentado bastante tiempo, tener equilibrio estando sentado sin caerse, robar tooooda mi comida porque quiere probarlo todo, gritar, balbucear sin parar, y decir mamá, teta, iki, (Mickey de quien está enamorado) y desde hace unos días…¡¡papá!! Y para comprobar que lo dice con sentido cada vez que lo expresa le pregunto dónde está y lo busca, hasta que le encuentra. Lo mismo hace con Mickey, con quien se vuelve loco al verlo, (además lo tengo por todas partes en casa ya que al mayor también le gustaba de pequeño); le encanta bailar la “Mickey danza” al escuchar la canción de despedida y se enfada de forma sobrehumana cuando le cambian la ropa, (del pañal ni hablar, es un terremoto y no se queda quieto ni un momento)…peques
Y el mayor…¡está para comérselo! Hoy me dijo que mi teta era su teta favorita, (obviamente sigue tomando) y me preguntó: “¿mami, vas a estar siempre conmigo?”, es un tierno conmigo y le adoro, pero la verdad que debería dedicarle más tiempo y jugar más con él, porque siento que me dedico más a su hermano…peques1
De todas maneras, con mi marido nos repartimos, él se la pasa jugando con Samu mientras yo me ocupo más de Mateo, así que somos un buen equipo.
Y yo ¿porqué estuve desaparecida? porque ayer rendí un exámen de Psicología, el primero después de 3 años que no me había vuelto a matricular, así que estuve estudiando dos semanas a full, mientras mi marido se quedaba con los peques al volver del trabajo. Los pobres se portaron muy bien y yo ya estoy más tranquila, por lo que actualizaré más seguido el blog.
Perdón una vez más y gracias por seguir visitándome, ¡que muchas veces no lo merezco!
Un besazo y buena semana!!!!!!!!!!!