Crónica de un parto inducido

26/04/2015-00:30 am Estoy de 38+4 semanas. Hoy he tenido varias contracciones bastante dolorosas. Ayer estuve caminando mucho por un parque y parece que es verdad que el ejercicio estimula, me encuentro algo extraña…                                        02:00 am: Estoy nerviosa y últimamente cuando me pongo así se me sube la tensión. Tengo 140/100 y en el hospital me habían dicho que con 140/90 ya tendría que volver a urgencias, por eso decido ir a consultar por si acaso…Mi hermana que gracias a Dios está en casa se queda con los nenes y vamos con Vicen al hospital.

Me toman la tensión: 130/85, no está mal aunque es algo alta para mi presión habitual. Me llevan a planta de obstetricia. Me revisan, en la exploración me dicen que estoy de casi 3 cm dilatada y con el cuello “favorable”, me ponen monitores y tengo pocas contracciones importantes.

Mi hermana me ha avisado que los peques están histéricos, especialmente Samuel, Mateo es más fácil para convencerle pero Samu sólo se suele dormir conmigo…¡Que nervios! Vicen se volverá a pasar la noche con los niños y mi hermana viene conmigo. Me han dicho que me dejarán ingresada a ver si me pongo de parto sola, sino me lo inducirán mañana.

Inducir…palabra que detesto, nada más antinatural que provocar y obligar un acontecimiento que debería venir solo…

He leído que un parto inducido sin suficientes justificaciones médicas es denunciable. Considero que una tensión que sube en mínimas ocasiones, (me he controlado muchas veces y siempre era normal, no he tenido preeclamsia), no parece motivo suficiente para inducir, pero esto parece depender del criterio del médico de turno…

05:00 am Me han puesto monitores más de una hora y todo bien. Me ha dicho una matrona que mañana cuando cambie el turno de la doctora se puede hablar con ella para ver si podría dejarme ir a casa con mi consentimiento. No se qué hacer… Me da tanto miedo que se complique de alguna forma y estando aquí estoy tan controlada que no se…

08:30 am Me han traído el desayuno y la doctora aún no ha cambiado el turno. La enfermera me dice que por criterio de la misma doctora, (tener episodios con la tensión al límite, el cuello del útero favorable y estar así dilatada lo mejor es que me induzcan el parto), pero que le diga lo que opino porque tendrían que pasarme a la sala de partos cuanto antes; no hay tiempo para decidir, le pido que me dejen caminar un rato para ver si dilato más y me dan media hora. Comienzo a caminar por un pasillo larguísimo como si se tratara de una maratón, me dan algunas contracciones y no le hago ni caso al dolor,¡necesito ponerme de parto ya!

Ni rezar, ni correr, ni caminar, ni pedirle a Lucas que salga ya, nada funciona… Vienen a hacerme un enema aunque no es obligatorio y les pido que esperen, que voy a hacer sin eso, (al menos el ejercicio ha servido para algo), lo consigo, por lo menos no todo será inducido, jejejeje!!

11:00 am Me pasan a paritorio y me dejan un rato con monitores, sigo dilatada de 3 cm, no hay avances. Me rompen la bolsa y  ponen oxitocina aunque en dosis muy baja, (6), comienza el dolor…

13:30 pm: Me van subiendo la dosis de oxitocina, menuda porquería, cada vez duele más…Ya estoy dilatada de 4.

15:00 pm: Me han subido la dosis a 24. No puedo más.Los dolores no son soportables, voy a pedir la epidural. Llevo 4 horas aguantando pero este dolor no es natural, sino lo intentaría más…

¡Porfavorrr , por Dios, que me pongan ya la maldita epidural! Le pido a mi marido que no se le ocurra hacerme más hijos, estoy desesperada…

16:30 pm: El dolor es insoportable. Han venido a ponerme la analgesia. Les lleva 20 minutos ponerla y al menos media hora para que haga efecto. Me tienen que pinchar cuatro veces, han dado en un vaso y me dice la anestesista que puede resultar muy peligroso si la analgesia va al torrente sanguíneo. Lindo momento para decirme semejante cosa, estoy muy asustada y entregada, ya paso de todo, siento que estoy como en otro sitio escuchando de lejos y que ahí sólo está mi cuerpo, mi cabeza está en otra parte, el dolor es tan grande, las contracciones cada minuto, el momento insoportable…

Mi hermana y mi marido luchaban por estar en el momento del parto, pero al final prefiero que los peques estén con su padre al que adoran con todo su ser así están más tranquilos, así que mi hermana me acompaña en este momento…

17:00: aún no me hace efecto la epidural y se me duerme el pie derecho, me hacen un montón de pruebas porque la anestesista casi la caga. Yo había avisado a la matrona que en cuanto me pongan la analgesia, me pondría de parto enseguida. Empiezo a sentir fuerza para pujar y que la cabeza de Lucas se me está por salir, el dolor y la sensación es increíble, grito, llamo, ¡que vengan, que se me sale! Llega la matrona, me dice que es mi sensación, pero que me explora por si acaso…

17:05 pm: la matrona se sorprende muchísimo porque resulta que estoy completa. Lucas ya viene. ¡A pujar! Fuerza con cada contracción, descansar, pujar, fuerza, dolor, cansancio; no puedo más, pero tengo que hacerlo, un poco más, siento que mi cuerpo se divide, que es mi propio cuerpo el que se me sale pero no, es el peque, es él que ya viene…

17:18 pm: Nace mi tercer niño vivo y es precioso. Me lo ponen en el pecho y todo el dolor desaparece como por arte de magia. Me dan unos puntos porque he tenido un desgarro, esperan la salida de la placenta, dudan si me queda algún resto. Siento todo lo que me hacen; la epidural no ha llegado a hacer ningún efecto, pero todo el dolor se transforma en nada porque ya tengo a Lucas en mis brazos.suprimertrago

Llora, respira, lo lleno de besos y lo pongo a la teta, tarda un rato y se queja pero acepta. ¡Siento mucho que te sacaran de ese lugar perfecto, pero ya tenía tantas ganas de tenerte conmigo!dulcebebe

Te amo Lucas, recién te conozco por fuera pero te he llevado conmigo todo este tiempo, te quiero demasiado. El amor se multiplica y se quiere a todos los hijos por igual…primerdiadevida

Mides 50 cm y pesas 3,500 kg, , el segundo momento más emocionante es cuando después de dos horas me sacan en la camilla para ir hacia la habitación y papi con tus hermanos esperan ansiosamente para poder verte. Ese momento único quedará grabado en mi cabeza por siempre. Los dos te quieren dar besos, están contentos…

Yo estoy cansada pero feliz, ya ha pasado todo y te tengo aquí.

Nota: Al tener a Lucas en mis brazos viene una doctora a preguntarme porqué me habían inducido. Le cuento y me dice que esas condiciones NO eran suficientes para haberlo inducido. Le digo: ¿Y me lo dices ahora? O sea, que según su criterio, no deberían haberlo hecho…No entiendo nada…  

 Y otra cosa: Lucas venía con una vuelta de cordón que no se había detectado en ninguna prueba, me pregunto si esto hubiese resultado peligroso si hubiera vuelto a casa…

Hubiera, hubiese, son cosas improbables que aunque de vueltas y me pregunte mil cosas no podría responderlas. Supongo que debo dejar de hacerme tantas preguntas y disfrutar del momento. Tengo a Lucas sano conmigo y todo va bien, eso es lo que importa…

¡Aunque quería un parto natural!  😦