Día del padre 6.0

Buenas, hoy como todos los años dejo este espacio a mi marido para que escriba en su día…Aunque miedo me da porque hoy no ha sido un día del padre ejemplar, los niños la han liado mucho…Pero no siempre tenemos que mostrar sólo lo bonito de ser padre, muchas veces la realidad  y el desastre cotidiano nos supera…:0

 

Sexto día del padre que vivo como tal y sexto post que escribo en este blog.

Somos familia numerosa de cinco miembros y a punto de ser 6. La gente se pregunta si estamos locos, pero yo eso ni me lo planteo, la respuesta es obvia, SI.

Todo es muy bonito y maravilloso, pero no es tan de color de rosa como puede parecer. Los niños están constantemente liándola y rompiendo cosas, vamos que se va un presupuesto en resolver y arreglar sus trastadas. El sofá, el coche, moviles, ordenadores y cualquier otra cosa que esté a su alcance corre un serio peligro, y con ello la gran duda cada vez que rompen algo… ¿Lo reemplazo, lo arreglo o prescindimos de ello hasta que tengan edad para cuidar las cosas? (arreglarlo supone una inversión de tiempo del que no disponemos y reemplazarlo una inversión económica que con la cantidad de destrozos que hacen es dificil de asumir) . En este caso he llegado a una conclusión, lo que no sea imprenscindible se tira a la basura y no se reemplaza hasta que sean mayores, con esto ganas espacio en casa y tranquilidad (una cosa menos de la que tienes que estar pendiente), lo que sea imprescindible o bien se arregla gastando el mínimo de tiempo y energía o se sustituye por algo viejo que, aunque lo vuelvan a romper, no suponga un nuevo disgusto. En definitiva, cuando tienes tantos niños pequeños (y cuando no) lo mejor es tener la casa lo mas vacía posible, un coche viejo (pero seguro) y sobre todo paciencia, mucha paciencia. De todas formas y aunque no paren de liarla… Se les quiere igual…

Hasta el año que viene (si no me rompen el ordenador)…

 

Lo he dicho, mi marido estaba centrado en el enojo, así que no estaba precisamente inspirado para escribir, pero lo hemos festejado ayer y fue un día estupendo, ya os contaré…

Gracias por estar ahí…;)

 

Día del padre

Buenas, como todos los años hoy, que es un día tan especial para los papás, es el momento que mi marido escriba en el blog, así que le cedo este espacio…

 

…Un nuevo día del padre y como todos los años aquí estoy, poniendo mi granito de arena en este gran libro de recuerdos. Es ya la quinta vez que escribo como padre, aunque también es la primera que lo hago como padre de familia numerosa.

Ya han pasado cinco años, qué rápido se dice… Parece que fue ayer cuando recibimos ese primer regalo llamado Samuel, y que fue hace solo unas horas cuando llegó el segundo, de nombre Mateo, y parece que solo hace un ratito que nació Lucas, que con solo 10 meses ya ha sabido despertar en mí un amor sin fecha de caducidad.20160319_181515

Cinco años, un lustro, cuantas cosas han pasado en este tiempo, la mayor parte de ellas buenas. Echando la vista atrás, son tantas y tan diversas las vivencias y los recuerdos… Tantas noches sin dormir, tantas risas, tantos sustos y tantas cosas…

Ahora miro a mi alrededor y veo a mi Bandix, con casi cinco añitos, y tomo conciencia de la inexorabilidad del tiempo. 20160319_181424

Veo a ese niño vivaracho, inteligente y encantador, a veces un poco caprichoso, y me doy cuenta de que nunca volverá a ser el bebé que tenía en brazos hace cuatro días y que recitaba los sonidos de los animales como si de una lección de ciencias se tratase. También me doy cuenta de que pronto dejará de ser este pequeño genio de cinco años y se convertirá en un adolescente y luego en un adulto… Y yo, que echo de menos al Samuel bebé… Echaré de menos al Samuel niño, y al Samuel adolescente. Pero igual que ahora disfruto al Samuel niño… También disfrutaré a mis bichos en todas sus etapas.20160319_161017

Antes de despedirme hasta el próximo 19 de marzo me gustaría decir que ser familia numerosa es algo más que noches sin dormir, locura, trabajo y mas trabajo. Es sobre todo unidad, esperanza, juego, aprendizaje, alegría y mas alegría.

Desde aquí quiero agradecer a mis tres retoños, Samuel, Mateo y Lucas todos los grandes momentos que me han regalado durante estos casi cinco años, a mi mujer por haberme regalado esta vida (y por soportarme), a mi padre por haberme enseñado a amar y ser mas justo, y como no, felicitar a todos los padres y animarlos a disfrutar cada instante con sus hijos, porque cada momento y cada situación son irrepetibles y nunca volverán.

Vicen

Día del padre

Buenas! como ya es tradición, éste es el tercer año que invito a mi marido a escribir una pequeña reflexión por este día. Les dejo con el mejor padre del mundo, ¡¡jeje!!

Un nuevo día del padre y un nuevo post en este entrañable blog.

Como los anteriores este día es también especial. Es especial por muchas cosas, pero sobre todo porque estamos esperando un nuevo integrante de la familia. ¡Vamos a ser familia numerosa! Se dice muy rápido pero se digiere muy lento.

Llegados a este punto merece la pena preguntarse qué significa ser familia numerosa y qué implicaciones tiene. Ser familia numerosa no significa descuentos en los viajes ni reducción de impuestos, va mucho mas allá. Es una apuesta por la familia, por el hogar, por el amor a los tuyos, por la vida y por todas esas maravillosas cosas que estamos viviendo desde que somos padres y que nos han llevado a crecer no sólo cuantitativamente sino también cualitativamente, que nos han ayudado a aprender a valorar lo realmente importante, a querer a cada uno como es, a valorar las diferencias porque ellas son las que nos hacen especiales, a convivir, a amarnos y a respetarnos a nosotros mismos y a los demás.

Cierto es que también implica algunas renuncias como tener menos tiempo para uno mismo (con dos hijos el tiempo libre es cero, con tres… ¿Será menos de cero?); aplazar el crecimiento profesional (¿Hay prisa por adquirir más responsabilidades y pasar más horas en la oficina? Creo que puede esperar), perder intimidad (mejor bien acompañado que solo)…

Seguramente habrá muchas mas cosas a las que hemos tenido que renunciar, pero ahora ni me acuerdo y mirando a mis chiquitines estoy mas seguro que nunca de que todas pueden esperar.

Muchos pensaran que estamos locos, aquí, solos, sin familia que nos eche una mano, con un solo sueldo, en plena crisis y en un mundo cada vez mas complicado… Y tal vez tengan razón.

Estamos locos, locos de atar.

Locos por nuestros hijos, por esas cosas pequeñas que corren por ahí tirando todo lo que se encuentran por delante, por esos gritos que nos ponen la cabeza como un bombo pero que a la vez inundan de alegría cada rincón de la casa, locos por esas noches interminables y por las preguntas incómodas. Locos , por los paseos por el parque, por el zoo y por los helados…

Locos por Samuel, por Mateo y por Lucas. Sí, estamos locos, muy locos, pero es una locura que nos llena de felicidad…

Pronto seremos cinco en casa y quien sabe… Tal vez algún día seamos más. Le hemos cogido el gusto a esto de tener niños y no renunciamos a nada porque podemos con todo y sobre todo…

Porque estamos muy locos. ¡Bendita locura!

Reflexiones del día del padre

Hoy, como cada 19 de marzo, cedo este espacio a mi marido, del que estoy orgullosa, para que os cuente sus sensaciones y sentimientos en este día tan especial….

Ya han pasado dos años, ocho meses y 13 días desde que nació Samuel y 10 meses y dos días desde que lo hizo Mateo. En todo este tiempo hemos vivido infinidad de cosas y situaciones, muchas buenas y otras no tanto. Hemos sido testigos de la impresionante evolución de Samuel, que en tan sólo dos años ha pasado de ser un bebé a convertirse en un hombrecito capaz de mantener una completa conversación (En Septiembre ya empieza el cole nuestro peque…). Hemos visto como Mateo se ponía de pié y daba sus primeros pasos con tan sólo 9 meses. Cada vez es más simpático e independiente el chiquitín…

En tan poco tiempo hemos vivido tantas cosas y tantos cambios que sería imposible sintetizarlas en un sólo post, pero sobre todo hemos sido felices, hemos sabido leer la importancia de estos años y hemos vivido y seguiremos viviendo intensamente cada momento, cada cambio, cada avance… Hemos sido testigos de cada risa, cada llanto, cada paso, cada palabra…diadelpadre2

Hemos dormido poco algunas noches y nada otras muchas, pero no cambiaríamos nada, ni uno sólo de estos maravillosos momentos. Hemos aprendido la más importante lección: “QUE POCO HACE FALTA PARA SER FELIZ”. Y eso es lo que quiero compartir hoy con vosotros, las palabras de muchos sabios que en distintos siglos, distintos lugares y distintas culturas coincidieron en que para ser feliz sólo hay que saber seleccionar lo verdaderamente importante y disfrutarlo.

Disfrutad de vuestros hijos y de la familia que habéis creado porque es lo más grande que vais a conocer.

Disfrútalos desde el minuto cero. Cuando abras los ojos míralos y sonríe, antes de dormirte míralos y sonríe, nunca borres la sonrisa de tu cara porque eres afortunado, has recibido el regalo más grande que un ser humano puede recibir.diadelpadre

Disfrútalos cuando ríen, cuando lloran e incluso cuando patalean, no te pierdas ni un minuto, ni un detalle. Disfrútalos y guarda cada anécdota en el lugar mas especial de tu memoria.

Disfrútalos y que te disfruten. Convierte cada momento en inolvidable, construye un hogar feliz y haz que la risa y la alegría inunden vuestras vidas. Cuando estáis juntos el resto del mundo no existe.

Utiliza la imaginación y olvídate de las cosas materiales, ¿Para qué quieres una TV de 80 pulgadas si tienes una pizarra y una tiza? ¿Para qué quieres un coche último modelo si con tu imaginación puedes pilotar un F16 o cruzar el desierto sobre una alfombra mágica?. No olvides nunca que LO MATERIAL NO ES IMPORTANTE, lo verdaderamente importante es ESTAR JUNTOS Y APRENDER A REÍR.diadelpadre3

No dejes que los problemas y las preocupaciones interfieran en vuestra felicidad, a veces cosas externas y sin importancia como lo económico nos ofuscan la mente y no nos dejan darnos cuenta de lo felices que realmente somos. Aparca todos esos miedos, vive cada momento y verás que poco necesitas para ser feliz. Además, con alegría y positivismo es mas fácil solucionar cualquier problema.

Cuídalos y cuídate porque os necesitáis mutuamente.

Viajad, vivid nuevas experiencias y aprended juntos.

Enséñales el valor de la honestidad, la honradez y el esfuerzo.

En definitiva…

DISFRUTA, COMPARTE Y RÍE.

Día del padre: Nuevas prioridades

Hoy es mi segundo día del padre y una vez mas estoy aquí, en este blog, reflexionando sobre la paternidad.

Podría hablar de lo mucho que amo a mi familia, de lo feliz que me hacen mis hijos, de lo que un hijo te cambia la vida, pero creo que todos esos puntos son obvios. Como para casi todos los padres mi hijo es el mejor del mundo, el mas inteligente, el mas guapo, el mas simpático… Aunque todos menos yo exageran.

No, hoy no quiero hablar de nada de eso, quiero hablar de como cambian las prioridades._DSC9169

Sin darnos cuenta muchas cosas que antes nos parecían importantes se han convertido en secundarias y por el contrario, otras a las que no les dábamos mayor importancia se han convertido en primordiales.

Antes los domingos era poco menos que sagrado ver el partido de mi equipo. Ahora si lo veo es porque no puedo salir al parque con mi peque. El tiempo que antes dedicaba a otras actividades prefiero dedicarlo a mi hijo, pero no solo porque él me lo demande, también porque yo lo quiero, por que es mi prioridad y mi deseo.

Cosas otrora primordiales como el aspecto físico, el dinero o el éxito profesional, sin renunciar a ellas, han pasado a un segundo plano. ¿Por qué? Porque yo lo he elegido así.

Podría dedicar horas y horas a mi trabajo, posiblemente ascendería y me convertiría en un ¿triunfador? Pero veamos…

¿Qué es un triunfador? Algunos ven como un triunfador a la persona que dirige una gran compañía, que conduce un mercedes último modelo y es reconocido en todos los círculos empresariales. Tal vez esa persona trabaje 16 ó 18 horas diarias y cuando llega a su casa en su flamante mercedes… sus hijos ya están dormidos y su esposa a veces está y a veces no. Muchos días duerme en un hotel 5 estrellas en cualquier parte del mundo. Sus hijos tienen todos los lujos y todas las comodidades, pero… ¿Dónde está su padre a la hora de la merienda? ¿y a la hora de la cena? ¿Quien los acuesta en sus camas?conpapi

Cuando llego a mi casa todos los días me reciben con esa sonrisa y esos besos y abrazos que no se pagan con nada. ¿Quién es el triunfador? Yo lo tengo muy claro, por eso elijo estar con mi familia, porque es mi prioridad, mi triunfo, porque ver a mis hijos y a mi esposa felices es mi éxito y el amor que me brindan día tras día y sin condiciones es mi riqueza.

Tengo una profesión que hoy en día es de las pocas que con dedicación aún pueden generar mucho dinero, pero si para ello tengo que sacrificar lo que mas amo, que es estar con mi familia, prefiero esperar. Estoy seguro que si a mi pequeño le das a elegir entre un millón de euros y jugar con su padre elegiría lo segundo, ¡imposible negárselo!

Afortunadamente no nos falta de nada, así que… ¿Por qué sacrificar lo que mas amo?
Para hacer dinero tenemos muchas oportunidades a lo largo de nuestra vida, para disfrutar la infancia de nuestros hijos solo una.
Para tener éxito en el trabajo tenemos toda la vida, para ver crecer a nuestros pequeños solo tenemos una vida.
Para ver el partido de nuestro equipo tenemos muchos domingos, para ir al parque con nuestros peques sólo tenemos un domingo a la semana.

No quiero dejar pasar este día sin recordar a mi padre, al que este año por primera vez no puedo felicitar en persona porque ya no está entre nosotros. Pero seguro que desde el bar del cielo, mientras juega la partida con sus amigos, puede leer estas líneas. ¡¡Feliz día papa!! ¡¡Nunca te olvidaré!!

También quiero recordar a nuestros peques que un día se fueron, pero seguro, que como el abuelo, también desde el cielo están celebrando este día.

Y como no, dedicar estas líneas a mi valiente esposa, que con tanto amor y esfuerzo cuida día a día a nuestro pequeño mientras en su vientre crece una nueva alegría de nombre Mateo. Te esperamos con impaciencia hijo.

Y por supuesto a Samuel, la alegría y el sentido de mi vida.

Así que amigos, el domingo aupa Sporting, pero yo me voy al parque con mi retoño.