“Soy una mala madre”. ..

Así me siento hoy y desde hace varios días. ¿Porqué? porque no tengo paciencia, porque hay muchos momentos en los que se me agota.

Mi hermano dice que mi familia parece la de los “locos Adams” inclusive al hablar con él hasta me pone la música, jejejej!! enojado

Pero es verdad, hay momentos que esto parece una familia de locos. Y lo que más me molesta es cuando Samu se porta mal. Ultimamente esto pasa todos los días. Por ejemplo, cuando logro dormir a Mateo, (que me cuesta mucho porque se pone muy nervioso), Samu empieza a gritar, le tira del brazo, de una pierna, le dice: “¡Mateo despierta! y el peque claro que lo hace. Y llora, se pone histérico y yo más.

¿Cómo mantener la paciencia y la tranquilidad ante esto o ante cualquier episodio de rabietas y caprichos?nervioso

Cuando estaba sóla con él, podía esforzarme un poco más, pero es que ahora me siento fatal porque Mateo es tan dependiente de mí, que soy responsable de su bienestar y si Samu no lo deja descansar bien, pues entonces yo me siento responsable de su malestar.

Seguimos durmiendo todos en la cama, Mateo duerme mejor que su hermano, pero Samu se despierta mil veces reclamando de muy malas maneras la teta, (para volver a dormirse). Al despertarse, llora y grita pidiendo teta y despierta a su hermano, entonces, yo también me pongo mala.

Toda mi vida he dicho y defendido que no hay que pegar a los niños, pero alguna vez no pude evitar darle un cachete. No intento excusarme con el mal comportamiento de mi hijo mayor, sólo quiero saber cómo aprender a mantener la serenidad en un momento de crisis.pucherito

Sé que son los dos pequeños, pero como Samu parece entenderlo todo y habla como un mayor, a veces me olvido de su edad y pretendo que comprenda. Autoanalizándome, quizás me estoy centrando más en el peque y le estoy dejando un poco de lado, (ya no puedo jugar con él como antes) y él lo necesita, necesita de mí, necesita que pasemos ese tiempo y esas cosas que ya no hacemos y quizás por eso quiera llamar la atención, como un intento desesperado de decirme inconscientemente: “Mamá, hazme caso”. De hecho, a veces me dice: “mami estoy aquí”, (como para que yo vaya donde esté). Yo comprendo todo eso, pero no encuentro la forma de evitar ponerme nerviosa con sus gritos y caprichos. Me parece muy difícil mantener la cordura y me vuelvo loca en muchos momentos de los cuales después me arrepiento. No quiero ver a Samu triste, nervioso o enfadado, quiero que mis hijos sean felices y no sé como hacerlo bien.rabieta

Mi marido tiene toda la paciencia del mundo y hablo con él de todo esto, pero no es lo mismo estar unas horas o el fin de semana que la crianza es compartida, a estar gran parte del día sola con los dos.

¿Cómo hacer para mantener la calma?

¿Cómo acrecentar mi paciencia?

¿Cómo aprender a tener paz interior?

¿Cómo ser una buena madre?

Acepto consejos y sugerencias, ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡los necesitoooooooooooooooooooooooooooooo!!!!!!!!!!!!!!!!!!