Lactancia en tándem/tritándem

Puf, ¡que difícil es! Quería contarlo porque cuando nació Lucas estuvimos casi un mes así. Samuel con sus casi 4 años y Mateo con 2, turnándose para tener su lugar en el pecho.

Yo pensaba que sería imposible, pero una teta se la dedicaba entera al bebé y la otra la compartían los hermanos. Samu ya sólo tomaba una vez para dormir o si se despertaba por la noche y Mateo, unas 3 o 4 veces al día, coincidiendo con episodios de sueño, celos, enfado o mamitis.

Es complicado porque en mi caso tenía la llamada “agitación del amamantamiento”. Ya me había pasado muchas veces estando embarazada y es como una especie de urgencia corporal y mental que pretende apartar al mayor y reservarse sólo para el pequeño, yo creo que tiene que ver con un instinto, el cuerpo es sabio y se supone que quien más lo necesita es el bebé que acaba de nacer.tándem

De todas maneras yo intentaba ir explicándoles a “los grandes” que el bebé necesitaba tomar mucha porque era lo único que podía comer y que ellos como eran mayores, ya podían comer lo que quisiesen.  Parece que Samu captó el mensaje porque de un día para el otro me dijo que “ya estaba grande y que no quería tomar más porque ya no le gustaba” y yo me quedé más tranquila.

Puede ser una experiencia preciosa pero en mi caso representaba sentirme bastante agobiada y así no lo disfrutaba. Las noches eran una locura porque colechábamos los 5 algunos días y yo estaba todo el tiempo para un lado y para el otro, dependiendo de quién se despertase. No descansaba absolutamente nada y estaba muy nerviosa durante el día.

Aún así volví a ofrecerle a Samu varias veces, pero ya se niega a volver a tomarla y yo me siento más descansada y relajada, (aunque me sorprende su negación y no termino de creérmelo).

Algo increíble que me volvió a sorprender de este tipo de lactancia es que la teta que más llena y dura estaba siempre era la del bebé, aunque los grandes apenas mamasen durante el día, lo que me muestra lo increíble que es nuestro cuerpo y la madre naturaleza, que sabe que es lo que necesita cada uno en cada momento.

Y también es impresionante que la cantidad de leche suele alcanzar para todos. Lucas con un solo pecho durante un mes había subido ¡bastante más de un kilo!

Resumiendo, ¡un mes agotador aunque increíble!

 

Anuncios

2 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. Mariluz
    Jul 28, 2015 @ 14:15:42

    Ay, que difícil la lactancia en tandem… Mucho más la tritandem, supongo. Que bien que Samuel haya decidido dejar la teta voluntariamente, sigue igual? En mi caso Matteo tiene 4 años y no la deja. Yo estoy intentando el destete pactado, ahora suele tomar sólo para dormir, pero no está siendo fácil… El lo pasa mal y yo también. No me imaginaba que iba a ser así. Bueno, a ti ya solo te quedan dos lactantes, a ver que pasa con Mateo. Que la fuerza te acompañe 🙂

    Responder

    • gabrielabatisttini
      Ago 07, 2015 @ 21:56:20

      Hola maja! gracias por comentar y perdón por contestar tarde…
      Samu sigue igual, me ha vuelto a pedir la teta una vez que se había golpeado fuerte y sin querer “recordó la tetita” y otra que fue de coña, en las dos ocasiones apenas chupó. Para mí es un alivio aunque no puedo evitar sentir algo de pena y añorarlo en ocasiones…Supongo que con tu peque pasará igual, llega un momento que lo deciden ellos solitos…
      ¿Que tal va Matteo, sigue nervioso o ya está más tranquilo? En cualquier caso, el tiempo y la paciencia lo curan todo, jeje!!

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: