Lactancia en tándem/tritándem

Puf, ¡que difícil es! Quería contarlo porque cuando nació Lucas estuvimos casi un mes así. Samuel con sus casi 4 años y Mateo con 2, turnándose para tener su lugar en el pecho.

Yo pensaba que sería imposible, pero una teta se la dedicaba entera al bebé y la otra la compartían los hermanos. Samu ya sólo tomaba una vez para dormir o si se despertaba por la noche y Mateo, unas 3 o 4 veces al día, coincidiendo con episodios de sueño, celos, enfado o mamitis.

Es complicado porque en mi caso tenía la llamada “agitación del amamantamiento”. Ya me había pasado muchas veces estando embarazada y es como una especie de urgencia corporal y mental que pretende apartar al mayor y reservarse sólo para el pequeño, yo creo que tiene que ver con un instinto, el cuerpo es sabio y se supone que quien más lo necesita es el bebé que acaba de nacer.tándem

De todas maneras yo intentaba ir explicándoles a “los grandes” que el bebé necesitaba tomar mucha porque era lo único que podía comer y que ellos como eran mayores, ya podían comer lo que quisiesen.  Parece que Samu captó el mensaje porque de un día para el otro me dijo que “ya estaba grande y que no quería tomar más porque ya no le gustaba” y yo me quedé más tranquila.

Puede ser una experiencia preciosa pero en mi caso representaba sentirme bastante agobiada y así no lo disfrutaba. Las noches eran una locura porque colechábamos los 5 algunos días y yo estaba todo el tiempo para un lado y para el otro, dependiendo de quién se despertase. No descansaba absolutamente nada y estaba muy nerviosa durante el día.

Aún así volví a ofrecerle a Samu varias veces, pero ya se niega a volver a tomarla y yo me siento más descansada y relajada, (aunque me sorprende su negación y no termino de creérmelo).

Algo increíble que me volvió a sorprender de este tipo de lactancia es que la teta que más llena y dura estaba siempre era la del bebé, aunque los grandes apenas mamasen durante el día, lo que me muestra lo increíble que es nuestro cuerpo y la madre naturaleza, que sabe que es lo que necesita cada uno en cada momento.

Y también es impresionante que la cantidad de leche suele alcanzar para todos. Lucas con un solo pecho durante un mes había subido ¡bastante más de un kilo!

Resumiendo, ¡un mes agotador aunque increíble!

 

Lactancia en tándem

Hola a todos/as!!

Hacía mucho tiempo que quería escribir sobre este tema y por fin he encontrado un tiempito…

¿Qué es la lactancia en tándem? pues es amamantar a dos niños a la vez y de la misma o de distinta edad.

Yo, con un peque de 28 meses y otro que acaba de cumplir 6 entro de lleno en esta categoría.

Durante todo el tiempo que llevo dando la teta he pensado muchas cosas; al principio pensé que el mayor no iba a querer, porque estuvo 3 días ingresado por tener la bilirrubina alta y en el hospital favorecían más dar el bibi que era más rápido y sabían lo que tomaba que el pecho, (aunque dijeran lo contrario), pero Samu resistió y se agarró a la teta como si no hubiera mañana, mamaba cada 90 minutos y no perdonaba ni una toma.lactancia

Luego pensaba que con el tiempo iba a empezar a dormir mas horas y pedir menos teta, pero me equivoqué, porque a día de hoy sigue pidiendo teta muchas veces por noche.

También creía que se destetaría solo durante el embarazo pero no sucedió, ni cuando nació su hermano ni ahora ni…..nunca! Sinceramente creo que va a seguir tomando teta durante años, porque es tan fanático que a veces pienso que tiene una adicción…

Y hablo de este tema preocupada, porque por las noches no duermo mas de una hora seguida, tengo la sensación de estar todo el día con la teta afuera, literalmente, a todas horas. Entre las tomas del peque, del mayor y los momentos de trío, hay momentos muy bonitos pero otros muy difíciles. Suelo dormir entre los dos y hay noches horribles donde tengo que estar cambiando de posición constantemente porque cuando Mateo termina de mamar, empieza Samu. Además, ya se ha apoderado de mí cientos de veces la drástica “agitación del amamantamiento”, (es una especie de rechazo inconsciente hacia el niño mayor estando embarazadas o con un recién nacido, se siente como una necesidad extrema de apartarlo y un gran sentimiento de culpa); sí, suena mal, pero creo que a casi todas las mamás que están en esta situación les ha pasado alguna vez.triolactante

Yo creo que es como una especie de “aviso” para destetar al mayor o una defensa para que el peque tenga a mamá al 100×100, pero no es algo que podamos manejar, está en nuestra mente y surge en momentos puntuales sin que podamos hacer nada para evitarlo. Y luego me siento fatal, porque Samu no se merece que intente esquivarlo.

Pues eso , que no se cómo hacerlo, estoy segura que se va a destetar antes Mateo que Samu y me resulta imposible encontrar una forma para hacerlo y que no lo sufra. Ya le he dicho que la “teta necesita dormir”, que hay veces que me lastima, (me deja los dos dientes delanteros marcados en el pezón), que necesito descansar, etc, etc, etc; pero él se despierta y dice la palabra mágica: “tetita” y yo, para que se duerma, para que no despierte al hermano o simplemente para que me deje dormir unos segundos siempre accedo…manitas

Hay momentos que me canso. ..Pero también hay otros instantes que están los dos mamando, se cogen de la mano, se miran entre ellos, me miran a mí, yo me olvido de todos los momentos duros y me concentro en ese momento tan lleno de amor entre los tres.

Así que puedo decir, “lactancia en tándem”: difícil pero grandiosa…Y esos minutos únicos e irrepetibles entre los tres son lo más. ..Esas miradas complices de hermanos unidos que se adoran estan por encima de cualquier otra cosa, asi que aunque haya momentos donde me sienta débil, voy a seguir con esta maravillosa forma de alimentar a mis hijos que me dio la sabia naturaleza…