34-35 semanas de gestación

¡Buenas!

Aquí reaparezco para contarles acerca de estas dos semanas importantes de mi embarazo. Antes que nada, el martes fuimos a revisión y resulta que estoy como en los embarazos anteriores en estas mismas semanas: ¡¡dilatada de 1 cm!! El médico me felicitó porque todo iba bien y ya en cualquier momento empezaría el trabajo de parto, pero yo me sentí decepcionada porque temo que otra vez me vuelva a  pasar lo mismo que en los embarazos anteriores: que se me adelante el parto.

La semana pasada fui a la cita de la seguridad social y no me exploraron, me dijeron que aún no estaba encajado aunque sí en posición, pesaba casi 2.400 kg y todo bien, pero no me hicieron ni caso al contarle que tengo muchas contracciones. Y ayer, una semana después voy a mi médico privado, me explora y me dice que hasta puede tocarle la cabeza al bebé, que las contracciones han sido efectivas y que me puedo poner de parto desde este momento hasta dentro de 3 o 4 semanas. Se supone que no se sabe, que depende de los esfuerzos que haga o del reposo, pero lo más probable es que sean unas dos semanas aproximadamente.

Recuerdo que con Samu me pasó lo mismo en la semana 35 y al final nació en la 38, pero con Mateo me paso en la 34 y lo tuve en la 36…Aunque a mí lo que me augura el parto certeramente es echar el tapón mucoso; (en los 3 embarazos anteriores tuve el parto al cuarto día de expulsarlo, por lo que estaré atenta). En fin, sigo diciendo que quiero un parto natural, sin epidural, sin inducir y que llegue a término, pero por más que me lo proponga parece que nunca depende de mí, sino del bebé o de nuestro cuerpo…20150401_004704

Me ha dicho el gine que si Lucas naciera ahora, probablemente necesitaría estar una semana en incubadora y eso a mi me mata. Ni a Samu ni a Mateo puede tenerlos conmigo los dos primeros días después de nacer, (Samu tenía una bilirrubina altísima y Mateo tuvo un síndrome de distrés respiratorio ademas de que no asimilaba bien la leche). Así que no quiero que esta vez pase lo mismo. Y también por la dificultad que representa tener que ir y venir del hospital a cada rato, con los dos peques a cuestas…

Lucas ya pesa 2.700 kg, el tema es que como pierden el 10% de su peso al nacer sería un pequeñin  y es mejor que pese más y esté más fuerte al nacer.

Me dieron reposo y aunque mi marido me ayuda muchísimo, es imposible poder hacerlo con los niños, aunque aprovecharé esta semana santa para descansar lo máximo posible.

Respecto a mi peso, llevo como dos semanas sin coger absolutamente nada, (aunque en total he subido unos 13 kilos), pero se debe puramente a mi estado gripal, que como no me funciona el sentido del gusto, todo me sabe a nada y he dejado de comer dulces…;0

Estoy muy nerviosa, casi no puedo dormir de noche, tengo insomnio y cuando al fin logro conciliar el sueño, se despierta uno y luego el otro. Además, cuando Lucas escucha los gritos de los peques también empieza a darme patadas y a moverse como diciendo: ¡Mamá, quiero dormir! Y yo le entiendo, porque siempre me pregunto cuantos años faltarán para poder descansar.

Debo pensar que todo es temporal, que en algún momento volveremos a tener vida de pareja y miraremos estos tiempos con añoranza al ver que rápido crecen nuestros hijos, pero ahora mismo cada noche representa una tortura…

Ya dejo de quejarme, también estoy contenta por haber llegado hasta esta semana sin haber ido ni una sola vez a urgencias, así que hijito querido, quédate en ese lugar tan cálido y protegido un par de semanas más y después ven a conocer el mundo, que esta mamá tan cansada sacará fuerzas de donde sea para darte todo lo que pueda…

¡Te quiero, Lucas!

Madre agotada…

Hola…No se si lo de hoy es un post, yo lo llamaría desahogo…

Estoy angustiada, cansada, harta, triste, sin fuerzas. Siento que estoy haciendo todo mal y que no puedo con todo, sino que todo puede conmigo.

Mis enanos hacen un lío de escándalo, (Samu es mucho más tranquilo, pero el terremoto de Mateo se la pasa liándola); por ejemplo es una hora cualquiera de una tarde cualquiera todo lo tira, rompe el sofá, golpea la tele con lo que encuentra, esparce líquidos y comidas, se acerca a la biblioteca infantil tirando todos los cuentos, luego va detrás de Samu a tirarle las filas de muñecos y construcciones que tan pacientemente hace, si estoy barriendo me esparce la basura, encuentra caramelos en lugares imposibles que estarán allí sabe Dios cuando y se los come, tiene berrinches terribles si no consigue lo que quiere, en fin…cansada

Aún toman la teta, Samu ya muy poco, sólo para conciliar el sueño, pero Mateo como por la noche apenas duerme, se despierta mil veces reclamándola a los gritos. Y como no le deje luego que me toque el pezón le da un ataque de histeria, no llora sino que grita, poniéndose de pie en la cama y levantando las manos para arriba, en una pose con una tensión exagerada, que ni siquiera puedo cogerle ni convencerle de lo duro y tenso que se pone. No se si es normal que tenga ese carácter. Recuerdo a 4 pediatras que estuvieron alrededor suyo cuando tenía dos semanas de vida y estuvo grave, que le miraban como gritaba en la incubadora y decían que no era normal que gritase de ese modo. Yo sigo sosteniendo que seguramente su comportamiento se relaciona con esos días que estuvo muy malito, por haberlo quitarlo de mis brazos y que esté en un frío hospital, (por eso debería hacerse como en otros países que le dan a la mamá una cama al lado de su bebé al estar ingresado). Estoy segura que esto lo ha marcado para siempre.

Y yo ya estoy de 34 semanas, con bastantes contracciones, algunos dolores, sin poder encontrar una postura en la cama, (aunque dormimos a los peques en sus camitas sólo aguantan una horita y se van con nosotros), así que somos 4 en la cama más mi barrigota, que en un mes se transformará en 5 en la cama y eso no puede ser porque ya es imposible dormir así.

Casi no dormimos, mi marido se va hasta mareado a trabajar, yo intento dormir siesta, pero cada vez que estoy conciliando el sueño o que me doy vuelta para estar más cómoda, Mateo se despierta y grita, están acostumbrados a dormir en contacto y Samu prácticamente todas las noches se me viene encima, arriba mío. Si me alejo se acerca y si me levanto se despierta.

NO PUEDO MÁS.

No se que va a ser de mí cuando venga Lucas. No sé como destetarlos, no se como hacer lactancia en tritándem. Ya les he dicho que cuando venga Lucas la teta es para él porque es el bebé el que hace que salga la leche, (lo cual Samu comprende pero Mateo no), en fin, creo que un día de estos me volveré loca.

¿Algún consejito? Y si no simplemente gracias por leerme, escribir es como tener un amigo a quien contarle lo que te pasa…

30-31 semanas de embarazo

Buenas…Aquí estamos, ya en la recta final, se supone que he pasado el 75% del camino y que quedan 10 semanitas, aunque mi ginecólogo particular me dice que como suelo tener amenazas de parto prematuro, puede que Lucas quiera nacer en la semana 34…

Lo peor de esta semana es que me he cogido una gripe terrible, la que tenía Samu, claro. Y pensaba que estaba siendo fuerte porque en ninguno de los embarazos me enfermaba pero fue decirlo y ¡ empezar a sentirme mal! Nunca hay que cantar victoria antes de tiempo…He tenido fiebre, pero sólo hasta 38º, tengo catarro, angina, dolor e hinchazón en las encías, en fin…Y eso no es todo, también he tenido varios episodios de gastritis, esofaguitis, acidez, estomago pesado, (aunque coma poco parece que comiera muchísimo)…

Es que hay que tener en cuenta que todo cambia cuando estamos embarazadas, todos los órganos cambian de sitio, el estómago sube, por lo que es normal que haya menos espacio para la comida y que al estar más arriba produzca acidez constante.30semanas

También he tenido un dolor eventual en el ovario izquierdo que me deja como paralizada, pero el gine me ha dicho que es imposible porque ya no tengo los ovarios donde yo creía… Empecé con dolor y endurecimiento de los gemelos, (como en el embarazo anterior), se me quedan como “trabados”, al estar mucho de pie, es una sensación rara.

Respecto a Lucas está terrible, yo creo que es el que más se mueve de todos los embarazos que he tenido. Además, cuando me siento o acuesto de determinada manera que parece no gustarle realiza movimientos bruscos, como diciendo: “mamá, así no quiero”. También es muy gracioso cuando tiene hipo, lo que ocurre todos los días y me doy cuenta porque son movimientos rítmicos continuos. La panza se me mueve según donde ponga el pie, manos, cabeza o culete, la verdad es que me resulta asombroso presenciar esas ondulaciones en mi barriga que me hacen dar cuenta que él está ahí dentro, bien vivo y contento. Ahí les dejo unas imágenes de su carita que hicimos en la 4d de la semana 26. ¡Una pasada poder verlo en directo!Lucas (2)

Me hice otra eco la semana pasada y ya mide 40 cm y pesa nada más y nada menos que…¡1836 kg ! así que es un gordito, pero esto siempre me pasó con todos, siempre me dijeron que al llegar a la semana 40 pesarían más de 4 kilos, pero como nunca llego… 😦

Tengo contracciones constantes apenas salgo a caminar, pero parecen que son las preparatorias, (van preparando el cuello del útero) y no son efectivas, pero aún así me da cosita…

He engordado 12 kilos y voy igual que en el embarazo de Mateo, han intentado ponerme a dieta dos veces pero me cuesta muchísimo poder hacerlo.          Y lo peor de estas semanas es poder dormir normal, hace años que no puedo descansar una noche entera, siempre los niños  terminan viniendo a nuestra cama y se me pone uno de cada lado, (Samu se despierta un par de veces, aunque si está malito muchas más y Mateo sigue en su línea de no dormir o de despertarse cada media hora llorando y gritando enfadadísimo), cosa que aún no entiendo y no me parece normal.

Por todo esto estoy demasiado cansada, ya no tengo casi energía y mi animo está muy fluctuante. Tengo miedo que por el estrés Lucas quiera nacer antes, intento ir a yoga pero cada vez que llega la hora y el día encuentro una excusa para quedarme en casa. De todas formas quisiera ver si esta vez puede resultar diferente, deseo con toda mi alma tener un parto natural, no inducido, sin epidural, pero para eso tengo que seguir trabajando mis miedos a la hora de parir. He pensado en contratar una doula, aunque ya queda tan poco tiempo que no se si tiene sentido…

Lo que queremos o debemos hacer es conseguir alguien que nos eche una mano, aunque sea un par de horas diarias, porque yo ya no puedo más, hay días que siento que es demasiado para mí. No se ni donde buscar, porque quisiera alguien que sepa cuidar de los niños con una sonrisa permanente y que les haga jugar y cansarse, pero a ver donde consigo una persona de confianza con esos requisitos y mil más, ¡es que mis hijos no los puedo dejar con cualquiera!

Y por hoy nada más, en este post van montones de palabras cargadas de preocupaciones, ansiedades y nervios, ya sé que no estoy muy alegre últimamente pero supongo que se trata de esa mezcla explosiva entre hormonas y estrés que me dejan nock-out…

¡Un beso a todos y gracias por leerme!

Sentimientos a las 25 semanas de embarazo

Buenas…Hoy me siento de una forma tan particular que quería expresarlo y compartirlo con vosotros…

No estoy muy bien y es una mezcla de sentimientos físicos y psíquicos: Físicamente estoy engordando mucho, (ya son casi 10 kilos), me veo fea, no me apetece ni arreglarme, (me he acostumbrado a ropa muy cómoda y me cuesta ponerme otra cosa), no tengo energía y todo me cuesta. Cada vez que se termina el fin de semana ya me pongo mal pensando que al día siguiente es lunes y mi marido no estará hasta las 19 hs, por lo que tengo que ocuparme sola de los peques y cada vez me cuesta más, hasta me supone un gran esfuerzo ponerme a jugar con ellos…

Psíquicamente estoy irascible, cambiante, triste, supongo que algo deprimida. Me siento muy sola, (aquí tengo muy pocas amigas y casi nunca las veo), apenas salgo de casa, (soy muy friolera y no me apetece salir cuando hace 0 grados o menos); no me gusta el invierno ni que oscurezca tan pronto, no tengo ganas de nada y también extraño mucho a mi familia, (el mes pasado estuve allí con todo el mundo y no volveré hasta diciembre por lo que es normal sentir esto), pero al estar embarazada parece que todos los sentimientos se intensifican…

¡Uy, pero que negativa estoy! Si no dan ganas ni de leer lo que escribo, pero es verdad, así estoy hoy y un blog no es sólo para contar cosas bonitas, sino que es el reflejo de mis pensamientos.

Me pregunto si esto es pasajero o un estado. Estoy preocupada porque mis niños son muy pequeños, (3 años y medio y 20 meses) y no se si podré lidiar con tres. Pienso que ser madre es el trabajo que mas responsabilidad implica, porque como lo hagas mal lo pagan tus hijos y no quiero verles infelices nunca, mucho menos por mi culpa…missoles

Hago otras actividades, (tengo yoga dos veces por semana aunque solo voy una), tengo clases una vez por semana porque este año sólo me he apuntado de una asignatura de psicología; tengo buenos proyectos e ideas pero me cuesta llevarlos a cabo y…

Escucho sonrisas en la habitación de los niños, mi marido está jugando con ellos para que pueda escribir en el blog…mifamily

En un instante me doy cuenta que más que añorar lo que no tengo debo pensar en lo que tengo y ello me da la motivación para valorar este presente.

Tengo una familia hermosa, un marido ejemplar, unos hijos maravillosos, un bebé que crece dentro de mí y me escucha, se mueve, da vueltas en mi interior mostrándome el milagro de la vida, así que ya no me quejo sino que agradezco…

Perdón por la negatividad inicial, una sonrisa de mis hijos ha sido un gran motivo por el que sentirme mucho mejor…

 

Semana 24 de embarazo

Se que ya escribí un día un artículo sobre esta semana de embarazo, https://aprendiendoaserpadres.com/2013/02/23/24-semanas-de-embarazo/

pero partiendo de que no hay dos embarazos iguales, vuelvo a escribir otro artículo en este otro embarazo…

Ya tengo una barriga muy grande y lo más bonito es que siento a Lucas cada día y a cada rato. He aumentado mucho, ¡casi 9 kilos! pero es la media que suelo aumentar al estar de casi 6 meses y siempre he podido bajarlo luego…(Esto es una autoafirmación para no tener que dejar los dulces, jajajaja)…

Y algo incómodo que no me había ocurrido nunca es que el mes pasado tuve candidiasis, (son hongos que todas tenemos en la vagina , pero que ante distintas circunstancias como puede ser: mucha humedad en el ambiente, bajas defensas, utilizar ropa muy ajustada, no secarse adecuadamente, lavarse mucho con jabón, etc, proliferan y producen picor, ardor, molestias al tener sexo, un flujo blanco espeso), en fin, horrible pero nada grave. El tema es que hay que tratarlo cuanto antes porque sino en el momento del parto el bebé puede contagiarse y llegar a llevarlo a los ojos o la boca produciendo aftas, conjuntivitis u otras molestias…

24 semanas de embarazo

24 semanas de embarazo

Me han dado Ginescanesmed para ponerme durante 6 días, pero es súper incómodo y estoy preocupada porque tengo miedo que pueda afectar al bebé en algo, (aunque he leído que es prácticamente imposible) pero al estar sensible me hago la cabeza…

Lucas ya pesaba 700 gramos hace 10 días, así que dentro de poco llegará al kilo y eso se supone que es una garantía de supervivencia en caso de querer nacer antes de tiempo, así que en ese sentido estoy más tranquila…

Este viernes me harán la prueba del azúcar y temo por los resultados, (en el embarazo anterior me salvé por muy poco), pero últimamente he aumentado mucho y el peque también así que ya veremos…

Bueno, aquí los dejo hoy, que tengo que cocinar aprovechando el tiempo en el que mi marido baña a los peques, un beso para todos y gracias por leerme…

 

Novedades…

¡Uf! Que abandonaditos les tengo, hace un mes que no escribo y no por falta de ganas sino de tiempo…

Tengo tanto vivido en este mes que intentaré hacer un mix resumiendo lo más importante.

En primer lugar, ya estoy de 23 semanas de embarazo y desde la semana 16 que sabemos sin duda alguna que ¡es otro niño! Sí señores, mi marido sólo sabe hacer nenes, es que siempre le ha gustado el fútbol y quiere tener a su propio equipo, ¡sólo faltan 8, jejeje!

Se llamará Lucas, no era un nombre que me llamase la atención ni había pensado en él pero un día dijimos los nombres de sus hermanos y quedaba tan bien el trio que así lo decidimos. No señor, no somos del opus ni religiosos, pero nos encanta el significado de los nombres y tenían que ser especiales, así como lo son nuestros peques…

Mateo sigue siendo un terremoto. No se ha calmado nada y eso que ya tiene 19 meses, cada día habla más, ya se le entiende perfectamente y sigue siendo muy nervioso pero muy divertido.

Samu sigue siendo el dulce de siempre, ha empezado con el famoso “complejo de Edipo” y sinceramente me encanta; está todo el día abrazándome, dándome besos y diciéndome palabras bonitas.

Han pasado por un montón de virus este mes, los que luego contaré con más detalle, pero el mayor ha tenido laringitis que llevó a una otitis y a una perforación en el tímpano, empezando este año con Rotavirus hasta estar ingresado. Por su parte el peque ha tenido bronquiolitis y luego otitis, así que ¡ya ven en que he ocupado el tiempo! De médicos, hospitales, preocupaciones, miedos, temores, sufrimiento; es lo único malo de tener hijos 😦

Y nosotros a pesar de haber tenido que cambiar el billete para nuestro viaje de todos los años, hemos esperado el momento en el que los peques estuvieran mejor para viajar a Argentina. Allí estuvimos con toda la familia en pleno verano, pasándolo de 10. Las navidades fueron hermosas al estar todos juntos y nos volvimos para fin de año, así que en noche vieja estuvimos solitos pero de festejo; los reyes fueron mágicos porque a medida que los niños crecen la fantasía va siendo realidad para ellos y hasta para nosotros.navidad

En fin, podría contar todo con detalle pero no quiero extenderme sino ponerme al día para volver a convertirme en una bloguera que le encanta compartir sus experiencias por aquí…

Gracias por no abandonarme y seguir en contacto. ¡Un abrazo y muy feliz año!

familia

 

12 semanas de embarazo

(Escrito el 26/10/14)

Hoy no tengo muchas cosas para decir, pero todas importantes. Sigo sintiéndome muy cansada pero muy contenta. Ya se me nota la barriga y he aumentado dos kilos. Me han hecho la primera ecografía de la seguridad social y ha salido todo muy bien, he visto a mi peque estirándose, moviéndose, me han mostrado sus manos y pies, han realizado el tiple screening, (en donde además de ver el latido del corazón y hacer las medidas regladas; cabeza, abdomen y fémur para establecer la edad gestacional, está ecografía permite diagnosticar grandes malformaciones y determinar el grosor del pliegue nucal).  Ha salido riesgo bajo, así que todo fenomenal.

El bebé ya mide 6 cm y todo va acorde con la edad gestacional.

Información de la semana 12: Ha pasado el periodo embrionario, cuando el bebé es más susceptible a posibles agentes externos que puedan interferir en su desarrollo y causar malformaciones. El crecimiento del bebé se acelera:El peso del feto oscila entre 8 y 14 gramos y mide entre 5 y 6 centímetros desde la cabeza al coxis.Los huesos tienen unos centros de osificación que les permiten ir creciendo. Los dedos de manos y pies están separados unos de otros y tienen movimiento.Las uñas están creciendo y aparece el primer vestigio de pelo en todo su cuerpo.Los genitales están prácticamente diferenciados. El sistema nervioso fetal está desarrollándose y la hipófisis está segregando muchas hormonas. El intestino delgado es capaz de contraerse para transportar la comida. El feto se mueve estirando y encogiendo los brazos y las piernas, abriendo la boca y estirando el cuello.

La medida del pliegue nucal, (técnicamente llamado traslucencia nucal) se considera un marcador de alteraciones genéticas como el síndrome de Down o el Turner, y es la zona que queda por detrás del cuello del feto. Cuando el grosor es mayor de la media normal (generalmente en torno a los 3 milímetros en la semana 12) puede existir mayor riesgo de que se asocie a un feto con síndrome de Down y por tanto, recomendarse la realización de una amniocentesis. Esta medida se combina con  la edad de la madre y el resultado de una analítica, creando así el llamado “triple screening” tan importante en la semana 12.

(Datos obtenidos en la web de www.natalben.com)

Por hoy nada más ni nada menos, gracias por leerme y les dejo mi pancita en esta semana y mi garbancito, que crece día a día…12semanas

12 semanas de embarazo

12 semanas de embarazo

8 semanas de embarazo

(Escrito el 29/9/14)

Bueno, el primer trimestre no está resultando muy duro porque no tengo nauseas ni vómitos ni mareos, en fin, este es el cuarto embarazo y en ninguno he tenido esos síntomas. Mas bien, a veces quisiera tener alguno, porque estoy como siempre, sólo que con más sueño y cansancio que lo habitual.

Quizás la única diferencia a un día “normal” es que tengo que levantarme muy pronto para hacer pis y desayunar algo porque siento como un vacío que no llega a ser náuseas.

Todavía estoy sorprendida, pero todos lo aceptamos contentos, supongo que es mejor todos de una vez, aunque sinceramente no sé cómo voy a hacerlo. Estoy muy sola, tanto la familia de mi marido como la mía están lejos y a pesar de tener buenos vecinos no puedo depender de que otros me echen una mano.

Los peques lo saben desde el primer día. Samu se lo toma fenomenal y Mateo no se da cuenta. Me pone muy nerviosa porque él es tan bruto que se la pasa saltándome encima, dándome patadas y no hay caso que comprenda…ecografias5y8semanas

Me he hecho dos ecografías en forma particular porque en la seguridad social recién me dan la primera para la semana 11. En la primera, que estaba de 5 semanas, mi garbancito sólo medía 1 mm y estaba muy bien ubicado, pero aún no se le distinguía el corazón. Volvimos en la semana 7 y ya medía más de 1 cm y lo más bonito e importante es que pude ver claramente como latía su pequeño pero hermoso corazón…(Aquí dejo las ecos).

A la semana 8, según la fuente de: http://www.semanaasemana.com“el feto ya tiene párpados, labio superior y la nariz y las orejas se están empezando a formar.

El cuerpo se está alargando, pueden reconocerse lo que serán brazos y piernas, y es posible ver el esqueleto a través de su piel, que es translúcida. El esqueleto está formado por un cartílago suave todavía, no son huesos. Los órganos como el corazón y el hígado funcionan y siguen especializándose. Hasta ahora, el embrión dependía del saco vitelino que, según se cree, le proporciona nutrientes y células sanguíneas en estas primeras semanas.

A los 2 meses, deja de ser un embrión para ser oficialmente un feto. Es entonces cuando la placenta asume la función de alimentarlo a través del cordón umbilical unido al útero. Éste será a partir de ahora su sistema de alimentación durante todo el embarazo. Recibirá comida, oxígeno y agua. Pero también otras sustancias nocivas que como mamá ingiera por lo que hay que tener mucho cuidado.
Sus medidas: el feto medirá entre 1,5 y 2 centímetros”…
Ya os seguiré contando, les dejo la foto de hoy aunque es ya madrugada y es normal que tenga esa cara…

Familia numerosa

(Escrito el 1/9/14)

Hola!  Voy a empezar este post diciendo que hace un par de días me enteré que. ..

¡ Viene otro bebé en camino!

Sólo tenía un día de retraso pero me conozco a la perfección, mis ciclos siempre han durado 27 dias, se cuando ovulo, conozco mi cuerpo…

Es una locura, lo se, será mucho trabajo también lo se, pero seguro que saldremos adelante. ..

Cuando Samu tenía 14 meses, me quedé embarazada de Mateo y ahora que el peque tiene 15 meses vuelve a empezar la historia.

Se considera que estoy de 4 semanas, porque se cuenta desde la fecha de la última menstruación, que en mi caso, ha sido la única que he tenido con el tema de la lactancia en tándem, así que ¡menuda lotería!

Estoy contenta, la verdad es que ni lo hemos buscado frenéticamente ni lo hemos evitado, además con las pocas ocasiones que tenemos es difícil tener tanta puntería, pero resulta que eligiendo bien el día pueden pasar estas cosas😨

Estoy intrigada, ansiosa y feliz al mismo tiempo,  apenas vi las dos rayas rosas del test casi me da un síncope, ¡hasta taquicardia me dio!testpositivo

Pero después de un rato de locura me tranquilice y pensé que es mejor así, criarlos a todos juntos de una vez y después descansar… Imagino que si hubiéramos esperado mucho mas nos hubiese pasado como al resto de las parejas que luego ya se arrepienten y se conforman con un hijo o dos porque no quieren volver a empezar.

Además, en diciembre cumpliré 37 años y voy llegando a una edad límite en la que no quisiera que haya riesgos que ahora mismo quizás se pueden evitar.

Tengo miedo, de dos cosas, fundamentalmente, una es un miedo normal que suelen tener todas y es que haya algún defecto o problema y el otro miedo tiene que ver con que el embarazo no llegue a termino y lo tengan que provocar, (en mis 3 embarazos se me ha inducido al parto durante la semana 20, 38 y 36). Sólo quiero un parto natural,  sin la mierda de la oxitosina, sin epidural, quiero que sea algo normal y pueda disfrutarlo.

¿Y cómo se lo tomó mi marido?  Mejor que yo, está muy contento. Él siempre dice que en todas las casas debería haber un pequeñín porque trae felicidad, ¡pero resulta que en esta casa habrá 3!

Si señor, seremos una familia numerosa,  una banda de locos desorganizados, desordenados y estruendosos, pero muy unidos y felices. ..

Y llegó el gran momento: mi parto

Voy a hablar del expulsivo, que es en sí el gran momento. Lo tengo grabado, ya que había una matrona muy maja que nos dejó inmortalizar ese instante  y me encantaría ponerlo aquí en el blog, no me da vergüenza ninguna ya que un suceso así es digno de compartir, pero por el momento y por temas de seguridad e intimidad personal me lo voy a pensar.

17/5/13, 19 hs:  Mateo nació en 5 minutos, fue impresionante. Mientras estaba saliendo, me dejaron tocarle la cabeza y fue increíble. Es una maravilla, una verdadera pasada, no hay palabras con las que se pueda contar con exactitud las sensaciones de ese momento, aunque intentaré describir lo que se me pasaba por la cabeza en esos segundos cruciales: cuando vinieron a decirme que ya había llegado el momento se te pasan mil cosas: “va a nacer mi hijo, otra vida que viene, que va a llenarlo todo con su presencia”; ¿vendrá bien?, ¿estará sano? ¿podrá salir o tendrán que hacerme cesárea?, ¿Cómo será su cara?, millones de preguntas, dudas, preocupaciones y todo mientras intentas pujar, coordinándolo con una contracción, (de la respiración ni hablar, lo haces como puedes, no recuerdas nada de las clases de preparación al parto, pero te sale bien igual). Todo se mezcla en ese instante, hay nervios, mucha emoción, sientes alivio pensando que ya ha llegado ¡al fin! el momento, un popurri de tantas cosas…mateo01

Y cuando empieza a salir, notas que una parte de tu propio cuerpo está saliendo de tí, lo sientes como algo tuyo, como que te estás partiendo en dos, y una vida está saliendo de tu interior.

El dolor, la fuerza, la tensión que sientes cuando empujas y él empieza a salir… Mi marido y la matrona diciendo ¡¡¡¡¡ahí viene, ahí viene, ahí está, ya lo veo, ya salió!!!!

Sólo tuve que empujar algunas veces, pero después él mismo me ayudaba e iba saliendo solo, para mí lo más impresionante es el momento que sale el cuerpo, porque es como que tu propio cuerpo se divide, es cuando más fuerzas tienes que hacer y son segundos de sentir que no puedes más y que te estás partiendo en pedazos para luego ver cómo lo sacan de tí y te lo ponen en tus brazos.

Fue increíble, realmente increíble, ojalá pudiera hacerles sentir lo vivido en esos instantes; porque después del dolor, de los nervios, de lo difícil de ese momento llega la paz, el sosiego, la emoción , la ternura, la alegría de tener a tu hijo en tu pecho.

Enseguida me lo pusieron encima y le hicieron las pruebas piel con piel conmigo y todo perfecto.mateo00

Mateo nació a las 16:42 hs, peso 2.975 grs y midio 47 cm.

Tuve un desgarrito de nada y solo me tuvieron que dar un punto.

Lloró poco y le costaba ponerse al pecho. En las dos horas que te dejan a solas con él no comprendía cómo podía ser tan pequeño, mi pezón no entraba en su diminuta boca, no sabía ni cómo cogerlo, parecíamos primerizos, ni siquiera me acordaba cómo había hecho con Samu, era un volver a empezar, todo otra vez, de nuevo…

Dijeron que había sido “un parto limpio” y hasta la matrona me pidió el vídeo del nacimiento. Todo estuvo muy bien y fueron encantadores con nosotros.

Ya nos sentíamos una “familia completa”, ya eramos 4, estuve muy feliz porque mi marido pudo estar conmigo en esos momentos…

Y aquí lo malo, Mateo tenía un quejido y llanto constante que preocupaba un poco y no podía prenderse a la teta, por eso después de estar 3 horas conmigo, decidieron llevarlo a revisar y dejarlo en la incubadora “unas horas” a ver que tal evolucionaba. Pero eso ya corresponde al próximo post…Este prefiero dejarlo aquí, con la emoción hecha carne vivida en esos momentos…

Anteriores Entradas antiguas Siguiente Entradas recientes