Aniversario gris

Hoy hace 5 años que perdí a mis primeros hijos. Mis mellizos, mis queridos peques…

Puede ser que ahora duela menos, pero nunca jamás deja de doler. Cada vez que veo mellizos me duele, cada vez que pienso que tuve una niña en mi interior y que no ha vuelto, (tengo 3 niños), duele mucho…Cada recuerdo, cada cosa vivida en esas 20 semanas de embarazo en las que cada día fue especial…peques

Me sentía única. Era maravilloso saber que albergaba dos seres dentro de mí.  Los habíamos buscado mucho y en el segundo intento de F.A lo logramos. “Son dos” dijo el medico y a mi casi se me estalla el corazón de alegría, siempre había querido tener mellizos. Mi abuelo había tenido una hermana melliza y yo estaba ilusionada con que se me de esa posibilidad…

Pasaron las primeras ecografias, los dos tenían latido cardíaco y todo bien.  La eco de la semana 12 también salió perfecta, no tenían ninguna alteración y todo parecía normal. Recuerdo que en una de esas ecos los vi saludarme, movían sus manos y pies, lo que parecía decir: “Hola mamá”. Estaban en dos sacos diferentes, pero en cada eco estaban en una posición distinta, aunque siempre buscando la mejor forma para estar encajados, (la cabeza de uno en los pies del otro), formando un dúo perfecto.mellizos

Recuerdo otra eco donde los vi bailar,  se movían tanto que eso parecía…

Y otra en la semana 16 cuando me dijeron que estaban estupendamente y que parecían ser niño y niña. No se equivocaba, así eran.

Al acercarse la semana 20 tuve pérdidas de sangre, pero me dijeron que era por un pólipo que tenía y se me saldría naturalmente en el parto. Un par de días después perdí el tapón mucoso y tenia dolores, fui a urgencias y me dejaron ingresada porque tenía flujo que podía ser líquido amniótico. A las pocas horas se confirmó, tenia una fisura en una de las bolsas. El riesgo mas grande era que coja una infección y así fue. Pase de ser una madre feliz a convertirme en una loca desesperada que quería retener a sus hijos. En sólo dos días el líquido de la bolsa que tenía a la niña se convirtió en “limite inferior al mínimo”, yo tenía fiebre que no me bajaba y estaba a punto de morir. Hable con todos los médicos y hasta pedí que se acercara el director del hospital para decirme si había al menos una posibilidad que se salvaran.

No la había, era imposible. Pasaba el tiempo y me dijeron que me quedaban 48 horas de vida. Tenían que quitármelos,  porque la infección ya se había pasado a la placenta y de ahí a la sangre solo era un paso.

Me asusté. Y mucho. No quería morir.mellis

Mi razón sabía lo que había que hacer pero mi corazón no podía aceptarlo.

Antes de que me provocarán el parto yo ya había empezado con contracciones. Pensaba que era estreñimiento, ganas de ir al baño, era primeriza y no sabía lo que me estaba pasando.

Cada vez eran más fuertes. Mi cuerpo era sabio y se estaba ocupando de hacer el trabajo.

Después de tanto dolor, me dijeron que aún me faltaba mucho, estaba dilatada de 4 cm. Me dejaron solo con mi marido en una blanca y fría habitación a seguir esperando, pero en unos minutos sentí que se salía de mi. Y así era,  mi niña ya estaba fuera. Como era tan pequeña, no tenia que dilatar mas. Llegaron las matronas y a los pocos minutos salió mi niño, envuelto completamente dentro de su bolsa. No se había enterado de nada y allí murió,  supongo que feliz. Quien sufrió más fue mi niña. ..duelobebe

Los tuve en mi pecho, rodeado de mis brazos.  Les di besos y los acaricie, pero eran tan pequeños que temía que se rompieran.  Yo estaba rota.

Sueños rotos, ilusiones caídas. Mi cuerpo, mente y corazón destrozados.

No hubo tiempo. Me los quitaron de mis brazos con la excusa de que tenían que hacerles la autopsia para decirme que era lo que había ocurrido.

Yo necesitaba despedirme. Les hice 3 fotos, eso y mi memoria es lo único que me queda de ellos. No me dejaron enterrarlos, al ser tan pequeños le correspondía a anatomía patológica ocuparse de sus cuerpos…

Esos cuerpos tan frágiles, tan pequeños…

Eran perfectos, dos muñequinos. Les conté sus dedos, los miraba pero no me animaba a moverlos, temía romperlos.

La niña salió con una mano apoyada en su cara, como pensando. No entendería porqué tanto dolor. El peque no se enteró.  Tenia una expresión de paz absoluta en su rostro…duelo

Luna y Tiago, esos eran sus nombres.

Corioamnionitis aguda, eso dice en el informe pero nunca nadie me ha explicado porqué.

Si de verdad están en algún sitio, espero volverlos a ver algún día o que vuelvan a mí, yo estoy dispuesta a esperar.

Desde ese momento que hoy hace 5 años muchas cosas cambiaron.

Yo dejé de ser tan positiva y algunos miedos se apoderaron de mi. Me enfado rápido, tengo mala leche, temo que pasen cosas malas pero aun asi he tenido el mejor remedio para un duelo que son las otras vidas que han llegado a mí: Mis hijos Samu, Mateo y Lucas a quienes amo profundamente.duelobebes

Nada se olvida. Una muerte así no se supera, solo duele algo menos. Y mis hijos mitigan ese dolor.

Desde hace 5 años hemos dicho que los peques que quieran venir son bienvenidos.  Y hasta ahora llegaron 3.

Siempre me preguntaré porqué ocurrió y jamás lo entenderé…

Siempre los amaré y siempre los recordaré…

 

 

 

angel

 

 

Una perspectiva realista del día de la madre

Como todos los años, hoy es un día que me invita a reflexionar sobre el rol de ser madre pero ahora mismo me resulta muy difícil encontrar las palabras justas cuando tengo a mi bebé recién nacido, (hoy cumple una semana y prometo contar todo los detalles del parto), en el hombro izquierdo y mis otros peques liándola a cada momento.

Estos días nos hemos convertido en una familia numerosa. Dos adultos con tres peques, Samuel de casi 4 años, Mateo de casi 2 y Lucas de una semanita. Acaba de salir de mi interior para conocer el mundo, para aprender millones de cosas, para vivir una vida llena de sensaciones y emociones.

Esto es muy bonito pero no es nada fácil. La verdad que estos días en casa desde que salí del hospital han sido una locura total. Aún no puedo organizarme. Mi estado de ánimo fluctúa todo el tiempo y paso de sentirme la madre más especial del mundo a querer salir corriendo hacia cualquier sitio solo para poder respirar sin agobios, solo para poder imaginarme cómo sería dormir dos horas sin que nadie me despierte…

cansancioextremo

Ésta es la realidad, quizás sea una mezcla de depresión postparto más las enormes responsabilidades que implican ser mamá a tiempo completo de tres peques.

Por momentos me agobio con Lucas, lo escucho llorar o gritar y muchas veces no sé identificar lo que le pasa, hay cosas que he olvidado y debo volver a aprender; estoy llena de miedos y preocupaciones, pero también hay otros instantes en que huelo la piel de mi bebé, le doy un beso en esa cabecita tan blanda, lo observo y me doy cuenta que es tan indefenso, tan dependiente y tan frágil que no puedo evitar sentir una ternura infinita. Lo veo mirarme, intentar enfocar esos pequeños ojos azules en mí, mirar todo alrededor mostrando su enorme curiosidad por conocer cada rincón y cada cosa de esta nueva vida que me emociono…Y me olvido de los agobios.

En otras ocasiones veo a Mateo todo el tiempo tirando cosas, manchando cada rincón, trepándose a lugares insólitos, cayéndose y llorando a cada rato, peleando con su hermano, destruyéndole sus producciones, gritando mucho, exigiendo y… Me agota. Pero también hay otros momentos donde me dice: “te amo mamá”, se acerca y le da besos a su hermano pequeño, coge de la mano a su hermano mayor, me muestra con mil sonrisas que para él hacer lío es un juego perfecto y con esa cara de bandido y esa risa eterna me convence de lo que quiere.                               Él se ríe y todo pasa de ser un desastre a ser perfecto. Y me lo como a besos…

Y con Samu muchas veces me cansa. El tema de la comida sigue siendo una pelea constante, pretende comer lo que quiere, pelea y a veces trata mal a su hermano, todos los días se convierten en discusiones por no querer ir al cole, cuando tiene sueño se pone enormemente caprichoso e insoportable…                                      Pero hay otros momentos en donde me dice miles de palabras bonitas, me da montones de demostraciones de afecto, me alaba mucho las comidas que le gustan, coge a su hermano y se lo lleva de la mano a jugar mientras yo preparo la comida, cuida de su hermano recién nacido, es dulce, tierno, comprensivo, y con sus charlas eternas me hace olvidar de todo el cansancio que pueda sentir. Me abraza, me mira con sus ojazos azules y ya no hay agotamiento que valga, sino entrega.madre de tres

¿Y qué quiero decir con todo esto? que ser madre implica miles de responsabilidades, mucho trabajo, implicarse hasta el infinito, agotarse, cansarse, enojarse, poner límites, aprender a esperar, a escuchar y sobre todo aprender a tener enormes dosis de paciencia, pero también implica abrirse, entregarse, dejarse llevar por el infinito amor que te da un hijo; (y tres ya ni se puede expresar con palabras); permitirse reír, jugar, volver a ser un poco niño, vivenciar esos momentos increíbles que representan el nacimiento de tus hijos en donde tu cuerpo se abre para dar paso a un nuevo ser que habitaba en tu interior…

Todo lo que pueda parecer malo, el cansancio, el sueño, el hastío, todo, TODO se ve compensado con el tiempo cuando ves a tus hijos crecer, aprender, ser, convertirse en adultos…

Ser MADRE, lo más grande que me ha dado la naturaleza, el milagro de poder sentir la vida dentro y fuera.

Gracias Mamá por darme la vida, gracias hijos por convertirme en Madre…

Día del padre

Buenas! como ya es tradición, éste es el tercer año que invito a mi marido a escribir una pequeña reflexión por este día. Les dejo con el mejor padre del mundo, ¡¡jeje!!

Un nuevo día del padre y un nuevo post en este entrañable blog.

Como los anteriores este día es también especial. Es especial por muchas cosas, pero sobre todo porque estamos esperando un nuevo integrante de la familia. ¡Vamos a ser familia numerosa! Se dice muy rápido pero se digiere muy lento.

Llegados a este punto merece la pena preguntarse qué significa ser familia numerosa y qué implicaciones tiene. Ser familia numerosa no significa descuentos en los viajes ni reducción de impuestos, va mucho mas allá. Es una apuesta por la familia, por el hogar, por el amor a los tuyos, por la vida y por todas esas maravillosas cosas que estamos viviendo desde que somos padres y que nos han llevado a crecer no sólo cuantitativamente sino también cualitativamente, que nos han ayudado a aprender a valorar lo realmente importante, a querer a cada uno como es, a valorar las diferencias porque ellas son las que nos hacen especiales, a convivir, a amarnos y a respetarnos a nosotros mismos y a los demás.

Cierto es que también implica algunas renuncias como tener menos tiempo para uno mismo (con dos hijos el tiempo libre es cero, con tres… ¿Será menos de cero?); aplazar el crecimiento profesional (¿Hay prisa por adquirir más responsabilidades y pasar más horas en la oficina? Creo que puede esperar), perder intimidad (mejor bien acompañado que solo)…

Seguramente habrá muchas mas cosas a las que hemos tenido que renunciar, pero ahora ni me acuerdo y mirando a mis chiquitines estoy mas seguro que nunca de que todas pueden esperar.

Muchos pensaran que estamos locos, aquí, solos, sin familia que nos eche una mano, con un solo sueldo, en plena crisis y en un mundo cada vez mas complicado… Y tal vez tengan razón.

Estamos locos, locos de atar.

Locos por nuestros hijos, por esas cosas pequeñas que corren por ahí tirando todo lo que se encuentran por delante, por esos gritos que nos ponen la cabeza como un bombo pero que a la vez inundan de alegría cada rincón de la casa, locos por esas noches interminables y por las preguntas incómodas. Locos , por los paseos por el parque, por el zoo y por los helados…

Locos por Samuel, por Mateo y por Lucas. Sí, estamos locos, muy locos, pero es una locura que nos llena de felicidad…

Pronto seremos cinco en casa y quien sabe… Tal vez algún día seamos más. Le hemos cogido el gusto a esto de tener niños y no renunciamos a nada porque podemos con todo y sobre todo…

Porque estamos muy locos. ¡Bendita locura!

“Mamitis y Edipo”

Hace aproximadamente un siglo, el médico psicoanalista Sigmund Freud promovió el concepto de “complejo de Edipo” para definir una etapa crucial del desarrollo psicológico del niño, que ocurre entre los 3 y 5 años, caracterizada por una relación ambivalente de amor y odio. En ella, el pequeño varón experimenta una relación amorosa con la madre, interrumpida cuando el padre aparece como un tercero que lo desplaza de su objeto del deseo.

Pese a los intentos del niño que, por ejemplo, decide acostarse de noche en medio de sus padres para separarlos, las normas culturales y sociales que le impiden amar a su madre ganan la partida, (hecho conocido como “castración”), al grado que las emociones se depositan en una nueva fracción de su mente que los especialistas llaman “superyo”, el cual funcionará como policía interno que reprimirá impulsos y deseos.

En esta etapa, el pequeño aprende que la madre, que hasta ahora ha sido el objeto principal de su amor, no es una pareja para él y deberá esperar a la adultez para conseguir su propia pareja. De esta manera, el pequeño “institucionaliza” en su mente el tabú del incesto y comienza a enfocar sus sentimientos hacia actividades, objetos u otras personas; incluso el padre comienza a ser admirado y tomado como modelo. No es casual que el cole empiece a ser obligatorio a los 6 años; ésta es la edad en la que el niño logra elaborar y comprender este complejo, donde la sexualidad se duerme y los intereses se desvían hacia otros fines culturales como el aprendizaje.mamitis

Todo esto explicado de una forma más sencilla se trata simplemente de que el niño se enamora completamente de su madre y no puede ni quiere separarse de ella ni un instante, la toma como objeto de deseo, por lo que todo girará en torno a ella. El padre debe cumplir la función de “corte” haciéndole entender que la madre del niño es “su mujer”. Si esto no ocurre, el niño quedará pegado a ella y buscará mujeres como ella para intentar sustituirla convirtiéndose en un niño eterno dependiente de su madre.

¿Y porqué les cuento toda esta historieta? porque Samu está pasando por ello. A sus 3 años y medio esta completamente pegado a mí. Tiene una infinita “mamitis” y últimamente no quiere separarse de mí ni por un instante. Se la pasa abrazándome, diciéndome que me ama, dándome besos y diciendo que “soy su novia” enfadándose cuando su padre pretende hacerle comprender que soy su mujer. Hasta le dice “hijo” a Mateo. Por las noches duerme abrazado a mí y cada vez que se despierta llora si no encuentra inmediatamente mi contacto. Y cuando una mamá se encuentra en el medio de esto, cuesta mucho hacer algo para cambiarlo, sencillamente porque (al menos a mí) me encanta saberme tan amada.

Pero el tema se complica aún más: ha llegado al punto de rechazar completamente ir al cole; ya venía mal con este tema y ahora con el famoso Edipo, con su hermano pequeño y mi avanzado embarazo ha derivado en una negación a ir a cualquier parte si no voy yo con él.

Tenemos un problema: soy Psicopedagoga, casi Psicóloga, conozco mucho del tema pero no tengo ni la menor idea de cómo resolverlo…

¿Alguna sugerencia?

 

Sentimientos a las 25 semanas de embarazo

Buenas…Hoy me siento de una forma tan particular que quería expresarlo y compartirlo con vosotros…

No estoy muy bien y es una mezcla de sentimientos físicos y psíquicos: Físicamente estoy engordando mucho, (ya son casi 10 kilos), me veo fea, no me apetece ni arreglarme, (me he acostumbrado a ropa muy cómoda y me cuesta ponerme otra cosa), no tengo energía y todo me cuesta. Cada vez que se termina el fin de semana ya me pongo mal pensando que al día siguiente es lunes y mi marido no estará hasta las 19 hs, por lo que tengo que ocuparme sola de los peques y cada vez me cuesta más, hasta me supone un gran esfuerzo ponerme a jugar con ellos…

Psíquicamente estoy irascible, cambiante, triste, supongo que algo deprimida. Me siento muy sola, (aquí tengo muy pocas amigas y casi nunca las veo), apenas salgo de casa, (soy muy friolera y no me apetece salir cuando hace 0 grados o menos); no me gusta el invierno ni que oscurezca tan pronto, no tengo ganas de nada y también extraño mucho a mi familia, (el mes pasado estuve allí con todo el mundo y no volveré hasta diciembre por lo que es normal sentir esto), pero al estar embarazada parece que todos los sentimientos se intensifican…

¡Uy, pero que negativa estoy! Si no dan ganas ni de leer lo que escribo, pero es verdad, así estoy hoy y un blog no es sólo para contar cosas bonitas, sino que es el reflejo de mis pensamientos.

Me pregunto si esto es pasajero o un estado. Estoy preocupada porque mis niños son muy pequeños, (3 años y medio y 20 meses) y no se si podré lidiar con tres. Pienso que ser madre es el trabajo que mas responsabilidad implica, porque como lo hagas mal lo pagan tus hijos y no quiero verles infelices nunca, mucho menos por mi culpa…missoles

Hago otras actividades, (tengo yoga dos veces por semana aunque solo voy una), tengo clases una vez por semana porque este año sólo me he apuntado de una asignatura de psicología; tengo buenos proyectos e ideas pero me cuesta llevarlos a cabo y…

Escucho sonrisas en la habitación de los niños, mi marido está jugando con ellos para que pueda escribir en el blog…mifamily

En un instante me doy cuenta que más que añorar lo que no tengo debo pensar en lo que tengo y ello me da la motivación para valorar este presente.

Tengo una familia hermosa, un marido ejemplar, unos hijos maravillosos, un bebé que crece dentro de mí y me escucha, se mueve, da vueltas en mi interior mostrándome el milagro de la vida, así que ya no me quejo sino que agradezco…

Perdón por la negatividad inicial, una sonrisa de mis hijos ha sido un gran motivo por el que sentirme mucho mejor…

 

El cole a los 3 años

Hoy estoy enfadada,  triste y angustiada.  Mi hijo acaba de ir al cole llorando y eso porque mi marido le ha llevado.  Yo así no podría llevarlo. Ha empezado las clases en septiembre pero creo que hasta ahora no ha ido ni 4 días seguidos. Desde que empezó le ha costado mucho adaptarse y aún no lo ha logrado.  Jamás había ido a guardería, por lo que la adaptación debería haber sido diferente de un niño acostumbrado a ello.

Se ha cogido montones de virus que jamás había tenido y eso porque muchos padres llevan a sus hijos malitos a clases. Por lo que cada vez que estaba mal yo no le he enviado y hemos esperado su recuperación definitiva para volver a enviarlo. Ante esto, nos ha llamado algunas veces la directora para reclamar la inasistencia de Samu. Me siento perseguida y controlada, siento que tengo que dar explicaciones a una desconocida sobre la salud de mi hijo. Me ha llegado ha decir que si no tiene mucha fiebre lo envíe de todos modos, que con mocos y tos están todos los niños. ..Me parece vergonzoso,  ¿así es como cuidamos a los peques en este país?

 

Siempre supe que hasta los 6 años la enseñanza no es obligatoria y yo me he cogido una excedencia tras otra para no tener que llevar a mis hijos a la guardería pero pensaba que el sistema educativo me iba a convencer, aunque sinceramente veo lo mismo que hace 30 años atrás. ..cole

 

La sociedad no avanza si la educación sigue siendo la misma que antaño. 

 

El conductismo solo ha servido para fabricar robots humanos. 

 

Hay que educar a los niños para que sepan pensar, para que aprendan a resolver situaciones pero sin una calculadora científica. 

 

Y a los tres años hay que enseñar a aprender jugando, de otra manera es imposible, los peques se aburren, se duermen o se convierten en falsos hiperactivos, los niños de hoy son mas listos que los de antes, por lo cual necesitan que los contenidos se adecuen a la realidad cotidiana. ..

 

Estoy mal porque si fuera por mi haría homeschooling o no lo enviaría al menos hasta los 5 años, (recordemos que en paises como Finlandia la educación no es obligatoria hasta los 7 años y les pagan un sueldo a las madres para que les eduquen desde casa, será por eso que es de los pioneros en resultados académicos).

 

Pero el problema es que si no lo envío ahora no me aseguran que tengan plaza para él ni a los 4, 5 o 6 años. 

El cole que hemos elegido además que parecía algo diferente a los otros, también nos convencía por el horario, ( de 9 a 14 hs), eso era lo menos que podía acudir, sino el horario “normal” seria de 9 a 17 aproximadamente. Me parece demasiado para niños tan pequeños.

El problema está en la plaza. Como lo “normal ” aquí es que la gran mayoría empiece a los 3 años,  esos 25 niños por curso siguen a los 4,  luego a los 5, y a los 6 años,  (cuando la enseñanza se convierte en obligatoria) las plazas no aumentan sino que siguen siendo las mismas, por lo que ya no tendría sitio. Así que en este país uno está prácticamente obligado a llevar a su hijo al colegio a los 3 años.

De crianza respetuosa, qué es la que sigo y promuevo, nada.

De esperar el tiempo y maduración de cada uno imposible.

Estoy decepcionada.

¿Lo normal es que se cojan todos los virus habidos y por haber y que tenga que acostumbrarme a ver su cara triste cada mañana?

¿Lo normal y esperable en España es que convirtamos a los niños infelices?

¿Cuándo será posible otra clase de escuela?

¿Cuándo haremos un cambio radical en nuestra sociedad por el futuro de nuestros hijos?

“Padres inconscientes”

Hoy escribo cabreada. Hemos tenido que aplazar el vuelo que hacemos todos los años a Argentina para pasar las fiestas en familia porque nuestros hijos no están muy bien de salud; pero ese no es precisamente el motivo que me enfada.

Que mis hijos estén mal me angustia, me desespera, me entristece. Verles que dejan de comportarse como siempre, que están sin energía, sin ganas ni de jugar y con esa carita tan triste me pone tan mal…

Pero vayamos por partes. Samu se contagió en el cole de un catarro muy fuerte, (según su maestra esto es “normal” porque todos los niños estaban así y que raro era el que no tenía mocos en invierno).

Luego ese catarro se transformó en una laringitis. Tuvo fiebre 3 días, muchísima flema, tos exagerada, dificultades para dormir, respirar, comer…

Pero eso no fue todo, luego vino el contagio a Mateo, su hermano pequeño de 18 meses y eso que intenté evitarlo pero quien tiene dos hijos seguidos en edad podrá comprenderme: es imposible evitar que tomen del mismo vaso, se den un beso o se estornuden encima…:( virus

Mateo al no tener las defensas tan altas y ser más pequeño se cogió una bronquiolitis y una otitis y eso parece ser todo…

Pero…Supongo que a mucha gente le parecerá normal o esperable siendo invierno, pero yo puedo asegurar que jamás se habían cogido ninguna ….itis hasta ahora.

Tengo entendido que la ….itis es la reina de las guarderías y colegios y que extraño es el que no coja algo de eso, pero ahí se agudiza mi cabreo por lo que vuelvo a preguntarme: ¿Porqué existen padres tan irresponsables?

Muchos me odiarán después de este artículo, pero sinceramente no me importa, para mí, lo que de verdad es importante es mi familia.

Al hablar de “padres inconscientes” hablo de aquellos que llevan a sus hijos al cole o guardería enfermos; con fiebre, catarro o con cualquier virus o bacteria que se suele contagiar con un simple acto de besar, estornudar, toser, tocar; en fin, sé que es muy fácil la propagación de los mismos en un entorno de 25 niños y por eso siempre llamé a las guarderías “criaderos de virus” pero lo que no puedo comprender es a esos padres que cometen la imprudencia de llevar a su hijo así, no solo por lo mal que se queda ese niño sin una atención adecuada sino porque son los precursores de que los hijos de los demás también estén mal.

Me dirán que en este país no hay conciliación familiar-laboral y es cierto, aunque también hay muchas empresas que permiten reducción de horario hasta los 12 años, excedencias hasta los 3 años…Y sé que esto repercute en los sueldos, que la situación está difícil…Lo entiendo.

Pero hay padres que son egoístas y sólo piensan en sí mismos. En tener cada uno su coche, sus cosas y acostumbrarse a una vida “cómoda” con viajecitos en puentes y tener su dinerito en el bolsillo.

¡Señores! LO NORMAL ES QUE UN NIÑO TENGA SALUD, no que esté enfermo…

He comprobado con mis propios ojos como muchos padres han llevado a sus hijos al cole con fiebre excusándose en el tema laboral, pero me pregunto: ¿No podrán dejarlo con algún familiar, amigo, cuidador o cogerse unos días de vacaciones o inclusive hasta “ponerse malos” para estar con sus hijos? No defiendo la mentira, pero soy capaz de lo que sea por cuidar de mis hijos.

Por favor, hoy les pido ser conscientes de que un hijo es lo más importante en el mundo, ellos son nuestro futuro, pensemos inclusive que son ellos quienes nos cuidarán con amor cuando seamos viejitos o nos tirarán en un asilo si no los hemos criado con todo el amor del que somos capaz.

¡Malditos virus y menudos padres!

4to aniversario de un día gris…

(Para eterno recuerdo)…

 

Hola hijos, mis peques, mis mellizos. .. Ojalá pudiera verlos, ojalá pudiera saber dónde y cómo están. ..

Hoy hace 4 años que se fueron de mí.  Estaba embarazada de 20 semanas.  De repente, en el mismo día escuché sus corazones latir y por una maldita infección murieron en mi interior.dia gris

Hoy quiero darles las gracias por haber estado dentro de mi, por agitar sus manos, (parecían saludos) en algunas ecografias, porque pude presenciar como bailaban en otras, por sentir tan pronto sus movimientos como aleteos de mariposas, por hacerme sentir tan especial. ..

Me sentía la mujer más dichosa del mundo…

Recuerdo cuando supe que estaba embarazada sin siquiera tener ningún retraso, era tan buscado y esperado…

Recuerdo también cuando en la primera eco me dijeron sin anestesia: “son dos” y para mí fue lo mejor que podía haber escuchado. ..

Recuerdo a papi diciéndome “la panzurriona” y yo con una sonrisa de oreja a oreja disfrutando y sintiendo la vida dentro de mí. ..

Recuerdo bailar con mi vestido rojo, mi preferido porque era el que mas marcaba mi panza…Y me encantaba.

Recuerdo muchas cosas bonitas, pero también recuerdo este maldito día en que la infección se apoderó de ustedes, la fiebre de mí y que me dijeron que me quedarían 48 horas de vida si no me provocaban el parto. Me resistía a perderlos y quería irme yo también.  Empece con contracciones y me dijeron una y otra vez que la naturaleza era sabia y mi cuerpo sabía lo que hacía, pero puedo asegurar que mi mente no.

Me aseguraron que no existía ni una sola posibilidad de que se salvaran, estaban condenados y así como vivieron dentro de mi, murieron…diagris

Tuve un parto, los vi salir. La niña con la bolsa rota y el niño luego, dentro de su bolsa íntegra,  creo que él no sufrió,  su cara irradiaba paz.

Los tuve en mis brazos, los acaricie y les di besos con miedo de que se rompieran; cabían en la palma de mi mano y eran tan frágiles. ..Luego me los quitaron, los llevaron a hacer la maldita autopsia…De vivir y tener dos vidas en mi interior pasé a sentirme vacía y muerta en vida.

Siempre dije que el tiempo lo curaba todo pero sólo fue una ayuda. Mi marido y la llegada de Samuel a mi interior 45 días después fue lo que me hizo volver a vivir.

Siempre me pregunte por qué y no hay explicación posible, ahora creo que todo es por algo y pienso que ellos fueron los que abrieron el camino para los que vinieron después, o eso quiero creer.

Me siento madre desde que ellos estuvieron en mi interior.

Donde quiera que estén les pido que si no lo han hecho ya, vuelvan a mí, se merecen que la vida les de una verdadera oportunidad. ..

¡ ¡ Luna y Thiago los amo! !

 

 

Saber elegir el cole de nuestros hijos…

¡Buenas!
Hoy quiero hablar de la elección de colegio para nuestros hijos. Nosotros lo estamos viviendo en carne propia porque nuestro hijo Samuel en julio cumple sus 3 años y en septiembre tendrá que empezarlo.
Es una decisión complicada porque se trata del futuro de nuestros peques y por ello hay que tener claro varias cosas:
¿Qué queremos para nuestros hijos?
Estos días pasados he estado acudiendo a las jornadas de puertas abiertas de varios colegios en mi ciudad y me he dado cuenta de la cantidad de expectativas que solemos poner en los mismos.
Hay padres que parecen estar interesados exclusivamente en que el colegio sea bilingüe, pero al centrarse en ese aspecto dejan de lado otros tanto o más importantes que ese, (fuimos a un cole que de 200 solicitudes anuales, suelen entrar 10 0 15 con el puntaje medio normal, es decir, con 4 puntos). Y se obviaban aspectos tan fundamentales como las sanciones, normas, el proyecto educativo…
Quiero decir que hay que poder observar mas allá de lo que se ve, ver con criterio; por ejemplo ese cole bilingüe parecía una maravilla, con un edificio enorme y mil comodidades, pero al preguntarle a la directora por el proyecto educativo y la lectoescritura me remitió a las docentes de inicial que no estaban allí…Una directora debe tener claro la forma en la que transmiten la enseñanza en su centro.
Por cierto en el mismo sitio veo: un cartel en cada aula con los niños que se quedaban sin recreo a diario, como un planning semanal, pero de castigos.
Una docente gritando como una loca a un niño de inicial, (justo al ir a ver el comedor me encuentro con esa situación: era un niño que no se había terminado su vaso de leche y no se marcharía de allí hasta no finalizarlo). ¡Dios! Como sea como Samu se puede tirar todo el día sin tomarlo, por lo que imagino que estaría siempre castigado.
A estas cosas me refiero cuando digo que hay que observarlo todo.
Yo no pretendo quitarles el poder a los docentes pero es que no son formas de tratar con niños tan pequeños.
Es muy importante preguntar si trabajan con libros o por proyectos, porque con tres años no se puede pretender una enseñanza reglamentaria sino que debe ser flexible. Lo mismo ocurre con la adaptación, la cual se supone por lograda a la semana de iniciarse, lo cual es muy difícil.
Y yo creía que el cole era obligatorio a los tres años pero me he enterado que no, así que me dan ganas de dejar a Samu bajo mi ala hasta que no me quede mas alternativa que soltarlo, ¡jaja!

Samu en un cole

Samu en un cole


¡Que no, es una broma! ya se que soy sobreprotectora pero es que en la infancia temprana, ¡con quien mejor están los niños es con sus padres!
Pues nada, que después de ver 5 colegios encontramos uno maravilloso en el que espero tener la suerte de que entre; ¡malditos puntajes, que con un simple número marcan el futuro de nuestros hijos!
En el cole que me ha gustado, hasta la disposición de los bancos están puestos en círculo hasta cursos avanzados y les permiten interpretar diferentes roles para favorecer la participación de los niños, por ejemplo alguien hace de portavoz grupal, otro de líder…
La directora conocía perfectamente cada detalle, por lo que supo responder hasta las más inquisidoras preguntas; la adaptación es gradual y depende de los peques, si les cuesta se alarga lo necesario, lo cual me parece estupendo, más para alguien como Samu que nunca ha ido a guardería. Y lo mejor es el horario: intensivo, de 9 a 14hs, para permitirme comer con él y pasar mucho tiempo juntos.
Ahora a esperar las benditas listas, parece que hay sorteo porque hay mas inscriptos que plazas, así que ¡la suerte nos acompañe!
Ya os iré contando… 😉
Por favor, contadme cómo habéis elegido el cole de vuestros peques…

En mi dia de la madre

¡Uf! llevo tiempo sin escribir porque hemos estado de vacaciones en un crucero, mi marido ha cambiado de trabajo, Mateo ha estado malito, estamos por hacer reformas en casa; en fin, con el poco tiempo que tengo es muy difícil encontrar un huequito para escribir, pero no quería dejar de hacerlo en este día tan especial.
No es que esté inspirada, sólo quiero compartir lo que opino de ser madre.
Para mí es lo máximo a lo que puede aspirar una persona, tener un hijo supone una enorme responsabilidad: eres la encargada de darle vida, cuidarle, protegerle, alimentarle, formarle, educarle, darle amor y brindarte por entero a esa personita que depende tanto de ti para sobrevivir. Y es increíble verlos crecer y observar como se transforma de un bebé tan frágil a una personita con su propio carácter. Y ver cómo se va haciendo cada vez más independiente, hasta que ya no nos necesitan.peques
Hace poco leí que una mujer debía brindarse más hacia la pareja que hacia los hijos porque el día de mañana es la persona que elegimos para compartir nuestra vida quien se quedará a nuestro lado, decía que los hijos son “prestados” porque tarde o temprano se van y emprenden su camino solos; pero yo pienso que son amores diferentes y que hay que saber volcarse con cada uno, creo que dándo todo a nuestros hijos lograremos personas con autoestima, seguros de sí mismos, crearemos un fuerte vínculo imposible de romperse y contribuiremos a que sean personas de bien en el futuro; hay que pensar que educando bien a nuestros hijos estamos trabajando sobre el futuro de la humanidad, por eso es tan importante hacerlo de la mejor manera. hijos
Cada padre elige la suya y la mayoría siempre supone que lo hará de la mejor forma posible, yo creo que poniendo todo nuestro corazón y sentimientos no hay equivocación posible, si damos amor, sembramos amor y eso es lo que recogeremos después.
No sé si soy una buena madre, pero intento dar todo lo que puedo.
Ser madre te cambia mucho: no sé donde quedó mi tiempo, mis ganas de ponerme guapa, mis proyectos profesionales, las charlas ininterrumpidas con amigas, el sex-appeal, la pasión y el sexo propiamente dicho; pero sí sé que todo lo que doy y lo que hago es por las personitas más importantes de mi vida que son mis hijos. Y no me arrepiento.
Lo doy todo, absolutamente todo por ver una sonrisa en sus labios, por escuchar sus carcajadas, sus salidas cotidianas, observar sus caritas cuando duermen…
Lo cambio todo por un besito de chocolate y un: ¡te quiero mucho, mami!
Hoy quiero afirmar con todo mi ser que VALE LA PENA SER MADRE…

¡FELIZ DÍA A TODAS LAS MAMÁS! (especialmente a la mía que me dio un gran ejemplo de sacrificio y de bondad)…

Anteriores Entradas antiguas Siguiente Entradas recientes