Reflexiones del día del padre

Hoy, como cada 19 de marzo, cedo este espacio a mi marido, del que estoy orgullosa, para que os cuente sus sensaciones y sentimientos en este día tan especial….

Ya han pasado dos años, ocho meses y 13 días desde que nació Samuel y 10 meses y dos días desde que lo hizo Mateo. En todo este tiempo hemos vivido infinidad de cosas y situaciones, muchas buenas y otras no tanto. Hemos sido testigos de la impresionante evolución de Samuel, que en tan sólo dos años ha pasado de ser un bebé a convertirse en un hombrecito capaz de mantener una completa conversación (En Septiembre ya empieza el cole nuestro peque…). Hemos visto como Mateo se ponía de pié y daba sus primeros pasos con tan sólo 9 meses. Cada vez es más simpático e independiente el chiquitín…

En tan poco tiempo hemos vivido tantas cosas y tantos cambios que sería imposible sintetizarlas en un sólo post, pero sobre todo hemos sido felices, hemos sabido leer la importancia de estos años y hemos vivido y seguiremos viviendo intensamente cada momento, cada cambio, cada avance… Hemos sido testigos de cada risa, cada llanto, cada paso, cada palabra…diadelpadre2

Hemos dormido poco algunas noches y nada otras muchas, pero no cambiaríamos nada, ni uno sólo de estos maravillosos momentos. Hemos aprendido la más importante lección: «QUE POCO HACE FALTA PARA SER FELIZ». Y eso es lo que quiero compartir hoy con vosotros, las palabras de muchos sabios que en distintos siglos, distintos lugares y distintas culturas coincidieron en que para ser feliz sólo hay que saber seleccionar lo verdaderamente importante y disfrutarlo.

Disfrutad de vuestros hijos y de la familia que habéis creado porque es lo más grande que vais a conocer.

Disfrútalos desde el minuto cero. Cuando abras los ojos míralos y sonríe, antes de dormirte míralos y sonríe, nunca borres la sonrisa de tu cara porque eres afortunado, has recibido el regalo más grande que un ser humano puede recibir.diadelpadre

Disfrútalos cuando ríen, cuando lloran e incluso cuando patalean, no te pierdas ni un minuto, ni un detalle. Disfrútalos y guarda cada anécdota en el lugar mas especial de tu memoria.

Disfrútalos y que te disfruten. Convierte cada momento en inolvidable, construye un hogar feliz y haz que la risa y la alegría inunden vuestras vidas. Cuando estáis juntos el resto del mundo no existe.

Utiliza la imaginación y olvídate de las cosas materiales, ¿Para qué quieres una TV de 80 pulgadas si tienes una pizarra y una tiza? ¿Para qué quieres un coche último modelo si con tu imaginación puedes pilotar un F16 o cruzar el desierto sobre una alfombra mágica?. No olvides nunca que LO MATERIAL NO ES IMPORTANTE, lo verdaderamente importante es ESTAR JUNTOS Y APRENDER A REÍR.diadelpadre3

No dejes que los problemas y las preocupaciones interfieran en vuestra felicidad, a veces cosas externas y sin importancia como lo económico nos ofuscan la mente y no nos dejan darnos cuenta de lo felices que realmente somos. Aparca todos esos miedos, vive cada momento y verás que poco necesitas para ser feliz. Además, con alegría y positivismo es mas fácil solucionar cualquier problema.

Cuídalos y cuídate porque os necesitáis mutuamente.

Viajad, vivid nuevas experiencias y aprended juntos.

Enséñales el valor de la honestidad, la honradez y el esfuerzo.

En definitiva…

DISFRUTA, COMPARTE Y RÍE.

«Días mágicos»

Acabo de acostarme. Son las 3am. Mateo se ha dormido con vicen corriendo y samu con la teta hace algo más de media hora.

Ahora mismo acabo de terminar la producción de reyes, (incluyendo un camino de caramelos que conducen a los regalos).

El día de nochebuena vicen se disfrazó de papa noel y hasta vino a saludar a Samu.

El viernes los peques estuvieron con los reyes. Hoy hemos visto la cabalgata y ha sido emocionante…papanoel

En fin, que quiero decir con todo esto? Que éstos días son para disfrutarlos. Tienen magia y en una época como la actual, nadie puede permitirse dejarla pasar. pequesnavidad

Nuestros niños creen en la magia, se asombran, se ilusionan, y nos transmiten a nosotros un poquito de ese arco iris de ilusion,convirtiendonos a la vez en niños. Y eso es benditamente increíble. Da igual las formas que tenga cada uno de festejar estas tradiciones, lo importante es convertir esos dias en algo especial. Y eso podemos hacerlo si nos entregamos, si abrimos el corazón, si nos olvidamos de tonterías y festejamos con toda la familia, o con vecinos, amigos, mascotas, quien sea. Así hicimos nosotros en navidad, volvimos a reunirnos todos como lo hacíamos hace más de 20 años y habia muchos nuevos; niños mas que todo, peques que con su risa llenan el corazón de cualquiera, parejas de cada uno manifestando el amor; abuelitas solas con el recuerdo de su gran amor que ya no está. .. Y lo pasamos muy bien. Fue una tarde increíble en la que compartimos mates, comida, risas, charlas… samuybaltazar

Compartir, ahí está la clave.

 Y disfrutar, permitirnos emocionarnos , creer y sentir la magia de estas navidades como lo que son: un nacimiento.  Por eso, dejemos «renacer» en nuestros corazones al amor y seremos mucho más felices…

Lactancia en tándem

Hola a todos/as!!

Hacía mucho tiempo que quería escribir sobre este tema y por fin he encontrado un tiempito…

¿Qué es la lactancia en tándem? pues es amamantar a dos niños a la vez y de la misma o de distinta edad.

Yo, con un peque de 28 meses y otro que acaba de cumplir 6 entro de lleno en esta categoría.

Durante todo el tiempo que llevo dando la teta he pensado muchas cosas; al principio pensé que el mayor no iba a querer, porque estuvo 3 días ingresado por tener la bilirrubina alta y en el hospital favorecían más dar el bibi que era más rápido y sabían lo que tomaba que el pecho, (aunque dijeran lo contrario), pero Samu resistió y se agarró a la teta como si no hubiera mañana, mamaba cada 90 minutos y no perdonaba ni una toma.lactancia

Luego pensaba que con el tiempo iba a empezar a dormir mas horas y pedir menos teta, pero me equivoqué, porque a día de hoy sigue pidiendo teta muchas veces por noche.

También creía que se destetaría solo durante el embarazo pero no sucedió, ni cuando nació su hermano ni ahora ni…..nunca! Sinceramente creo que va a seguir tomando teta durante años, porque es tan fanático que a veces pienso que tiene una adicción…

Y hablo de este tema preocupada, porque por las noches no duermo mas de una hora seguida, tengo la sensación de estar todo el día con la teta afuera, literalmente, a todas horas. Entre las tomas del peque, del mayor y los momentos de trío, hay momentos muy bonitos pero otros muy difíciles. Suelo dormir entre los dos y hay noches horribles donde tengo que estar cambiando de posición constantemente porque cuando Mateo termina de mamar, empieza Samu. Además, ya se ha apoderado de mí cientos de veces la drástica «agitación del amamantamiento», (es una especie de rechazo inconsciente hacia el niño mayor estando embarazadas o con un recién nacido, se siente como una necesidad extrema de apartarlo y un gran sentimiento de culpa); sí, suena mal, pero creo que a casi todas las mamás que están en esta situación les ha pasado alguna vez.triolactante

Yo creo que es como una especie de «aviso» para destetar al mayor o una defensa para que el peque tenga a mamá al 100×100, pero no es algo que podamos manejar, está en nuestra mente y surge en momentos puntuales sin que podamos hacer nada para evitarlo. Y luego me siento fatal, porque Samu no se merece que intente esquivarlo.

Pues eso , que no se cómo hacerlo, estoy segura que se va a destetar antes Mateo que Samu y me resulta imposible encontrar una forma para hacerlo y que no lo sufra. Ya le he dicho que la «teta necesita dormir», que hay veces que me lastima, (me deja los dos dientes delanteros marcados en el pezón), que necesito descansar, etc, etc, etc; pero él se despierta y dice la palabra mágica: «tetita» y yo, para que se duerma, para que no despierte al hermano o simplemente para que me deje dormir unos segundos siempre accedo…manitas

Hay momentos que me canso. ..Pero también hay otros instantes que están los dos mamando, se cogen de la mano, se miran entre ellos, me miran a mí, yo me olvido de todos los momentos duros y me concentro en ese momento tan lleno de amor entre los tres.

Así que puedo decir, «lactancia en tándem»: difícil pero grandiosa…Y esos minutos únicos e irrepetibles entre los tres son lo más. ..Esas miradas complices de hermanos unidos que se adoran estan por encima de cualquier otra cosa, asi que aunque haya momentos donde me sienta débil, voy a seguir con esta maravillosa forma de alimentar a mis hijos que me dio la sabia naturaleza…

«Soy una mala madre». ..

Así me siento hoy y desde hace varios días. ¿Porqué? porque no tengo paciencia, porque hay muchos momentos en los que se me agota.

Mi hermano dice que mi familia parece la de los «locos Adams» inclusive al hablar con él hasta me pone la música, jejejej!! enojado

Pero es verdad, hay momentos que esto parece una familia de locos. Y lo que más me molesta es cuando Samu se porta mal. Ultimamente esto pasa todos los días. Por ejemplo, cuando logro dormir a Mateo, (que me cuesta mucho porque se pone muy nervioso), Samu empieza a gritar, le tira del brazo, de una pierna, le dice: «¡Mateo despierta! y el peque claro que lo hace. Y llora, se pone histérico y yo más.

¿Cómo mantener la paciencia y la tranquilidad ante esto o ante cualquier episodio de rabietas y caprichos?nervioso

Cuando estaba sóla con él, podía esforzarme un poco más, pero es que ahora me siento fatal porque Mateo es tan dependiente de mí, que soy responsable de su bienestar y si Samu no lo deja descansar bien, pues entonces yo me siento responsable de su malestar.

Seguimos durmiendo todos en la cama, Mateo duerme mejor que su hermano, pero Samu se despierta mil veces reclamando de muy malas maneras la teta, (para volver a dormirse). Al despertarse, llora y grita pidiendo teta y despierta a su hermano, entonces, yo también me pongo mala.

Toda mi vida he dicho y defendido que no hay que pegar a los niños, pero alguna vez no pude evitar darle un cachete. No intento excusarme con el mal comportamiento de mi hijo mayor, sólo quiero saber cómo aprender a mantener la serenidad en un momento de crisis.pucherito

Sé que son los dos pequeños, pero como Samu parece entenderlo todo y habla como un mayor, a veces me olvido de su edad y pretendo que comprenda. Autoanalizándome, quizás me estoy centrando más en el peque y le estoy dejando un poco de lado, (ya no puedo jugar con él como antes) y él lo necesita, necesita de mí, necesita que pasemos ese tiempo y esas cosas que ya no hacemos y quizás por eso quiera llamar la atención, como un intento desesperado de decirme inconscientemente: «Mamá, hazme caso». De hecho, a veces me dice: «mami estoy aquí», (como para que yo vaya donde esté). Yo comprendo todo eso, pero no encuentro la forma de evitar ponerme nerviosa con sus gritos y caprichos. Me parece muy difícil mantener la cordura y me vuelvo loca en muchos momentos de los cuales después me arrepiento. No quiero ver a Samu triste, nervioso o enfadado, quiero que mis hijos sean felices y no sé como hacerlo bien.rabieta

Mi marido tiene toda la paciencia del mundo y hablo con él de todo esto, pero no es lo mismo estar unas horas o el fin de semana que la crianza es compartida, a estar gran parte del día sola con los dos.

¿Cómo hacer para mantener la calma?

¿Cómo acrecentar mi paciencia?

¿Cómo aprender a tener paz interior?

¿Cómo ser una buena madre?

Acepto consejos y sugerencias, ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡los necesitoooooooooooooooooooooooooooooo!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Semana mundial de la lactancia materna

Poco voy a decir que no haya dicho ya, pero antes de contarles lo positivo que sigue siendo para mí la lactancia materna voy a colocar una foto de la sala de espera del registro civil de San Sebastián de los Reyes de la que me da vergüenza ajena: lactancia

Es real, sino pasen a comprobarlo. En un sitio público donde uno va a registrar una nueva vida, se «prohíbe», (aunque lo piden de forma mas suave pero no deja de ser una censura) alimentar a nuestros hijos. No lo entiendo, me he quedado de piedra y he recordado que cuando fuimos a inscribir a Samu, hace más de dos años ya estaba. Ah! si se fijan bien hay una nota agregada al pie, donde «aclara» que se refieren a no dar de mamar dentro de los despachos, como si pudiéramos pedirle a nuestros hijos recién nacidos que «se callen y esperen» a que salgamos de allí…

No se si reírme o llorar y me enfada tanto, que me dan ganas de ponerme en contacto con la liga de la leche o cualquier otro grupo de lactancia, para ir a dar de mamar a ese sitio a todos nuestros niños y terminar arrancando ese cartel ridículo y discriminativo. O ir a la tele y hacerlo público, porque con decirlo no es suficiente.

¿Cuáles serán los motivos para impedir dar de comer a nuestros hijos? No lo se y no hay nada que pueda justificarlo. Escucho opiniones y sugerencias…

Por mi parte, volviendo al tema de la semana mundial de la lactancia quiero contar que Samu, mi hijo mayor, con casi 25 meses sigue tomando la  teta y es una de las cosas  mas importantes para él. Aún a su edad le sirve para alimentarse, (le da las vitaminas y nutrientes que le falta obtener de la comida, por lo poquísimo que come), dormirse, protegerle de miles de bacterias e infecciones, (pocas y contadas enfermedades se ha cogido) y de calmarse, (con su edad siempre se esta dando algún golpe o caída y viene corriendo reclamando tetita para tranquilizarse). lactancia

Es feliz de compartirla con su hermano y cada vez que llora Mateo viene a decirme que el bebé «quiere tetita»

Y para Mateo es su único alimento, su consuelo, su chupete, algo muy grande que lo hace crecer día tras día.

Todas las noches, antes de dormirnos, pongo uno en cada pecho, les digo: «mis nenes»; veo sus cabezas pegadas, sus miradas llenas de amor y a Samu cogiéndole la mano a su hermano y digo que soy feliz de poder dar la teta, de vivir y sentir este vínculo; de ser madre, de que este cuerpo tenga la capacidad de nutrirlos y de dar vida…

«Mi día de la madre»

Hace un momento le estaba diciendo a mi marido que no estaba inspirada para escribir y que me sentía obligada a hacerlo por el día que es hoy. Pero él me dijo que simplemente pensara en mis hijos y pusiera lo que me dicte el corazón. Así que el post de hoy no va a ser para cumplir con nadie sino porque quiero decirles a mis hijos unas cuantas cosas que me gustaría que leyeran el día de mañana…

Hoy voy a escribir a mis mellizos Luna y Thiago, mi pasado mas doloroso, mis queridos peques que ahora estarán en el cielo cuidando a mis hijos de la tierra, a Samu, mi presente más feliz y a Mateo, mi futuro cercano y esperado…diadelamadre

Hijos míos:  quiero que sepan que soy muy feliz de poder ser madre y diciendo esto no puedo evitar recordar hace algo mas de tres años a una «doctora» que al hacerme estudios de la hormona FSH porque nos estaba costando quedarnos embarazados me dijo que nunca podría tener hijos…Claro que en su momento me dejó nock out, destrozada, porque siempre había querido ser madre, (parece que los valores de esa hormona eran como los de una señora de 60 años)… Pero no me quedé con eso y decidí hacer una segunda consulta. Tuve la gran suerte de encontrar a otro médico que amaba su trabajo y que volvió a repetirme los análisis, resultando perfectamente normales. No sé si antes habían confundido el resultado de paciente, si fue una prueba o qué, pero ya no importa. Lo importante es que no me quedé con eso, (podría haberme quedado llorando por todos los rincones frustrada toda la vida sin volver a intentarlo), yo seguí probando…mami

Luego, me quedé embarazada en el segundo intento de una fecundación asistida, allí estaban los peques, viviendo en mi interior, mi primer niño y mi única niña que me hicieron inmensamente feliz mientras estuvieron dentro de mí, me hacían sentir especial, única, diferente, fue la primera vez que sentí esos aleteos, cosquillas y movimientos tan raros y bonitos, hasta sabía que uno era más tranquilo que el otro, los vi en las ecos bailar, acariciarse, jugar juntos, siempre estaban ubicados mirándose, aunque estuvieran en dos bolsas diferentes, siempre interactuando y así como habían estado siempre tan juntitos se fueron a las 20 semanas de gestación, por una fisura en una bolsa y una gran infección…Mi vida se había termina do porque de alguna manera yo también me había muerto, pero gracias a la unión tan grande que tuve con mi esposo salimos adelante y volvimos a intentarlo, esta vez sin tratamientos…misamores

Un mes y medio después descubro, ante un gran asombro, que estoy embarazada, total y absolutamente de forma natural, y paso esas 38 semanas acojonada pero feliz, ilusionada y asustada, yendo a urgencias cada poco sin que haya motivos mas que el temor de perderlo, pero Samu llega al mundo sano y fuerte, a darme todo el amor que puede dar un hijo y a hacerme inmensamente feliz, a llenarme la vida, a regalarme este sentimiento tan fuerte que es el hecho de ser mamá…

Y a los 14 meses de Samu, me entero totalmente sorprendida que estoy nuevamente embarazada y paso este embarazo mucho mas relajada y tranquila, casi sin miedos, (más que nada porque al cuidar de Samu tengo la cabeza ocupada) y ya estoy casi en el final, sintiendo a Mateo en cada paso que doy y queriendo verlo ya entre mis brazos.

Así ha sido la historia de mamá, peques, y no veo la hora de poder estar disfrutando de los dos, de darles la teta en tandem, de jugar todos juntos, de hacer una foto en familia donde quede reflejada nuestra felicidad y dure para siempre.

Sé que será difícil el primer tiempo por estar bastante solos, pero saldremos adelante porque esta familia tiene un lazo tan fuerte que nadie puede romper y que se alimenta del amor que todos damos y recibimos, el cual es indescriptible e indestructible…

Hijos míos, a los que se fueron, a los que están y a los que vendrán, les doy gracias por convertirme en mamá…

¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡Los amo!!!!!!!!!!!

 

 

Cuando nace un hijo…

Encontré esto hace mucho por algún lugar que no recuerdo, lo había guardado y quería compartirlo, ya que cada vez falta menos para conocer a mi otro principito…

Al nacer… Mis oídos escucharán tus quejidos;
perdóname mamita por tus dolores.
Serán la mágica palpitación de la esperanza
Y la comunicación más íntima de nuestro amor.
¡Puja mamá, que estaré naciendo!
¡Sentiré temor!… ¡Pero no desfallezcas!
¡Puja mamita! Puja con toda tu fuerza
y con todo tu amor
Puja y puja , hasta sentir mis propios latidos
hasta que escuches el llanto de mi vida.

parto

Y cuando corten el cordón!… Estaré desvalido

Me golpearán y yo no sabré porqué

Pero habré conocido tu natural fisonomía,
nuestras miradas se habrán acariciado.
Y habré de vivir mi propia experiencia
al llegar al éxtasis de la creación
Dios me dejará disfrutar de la vida
Déjame tú mamita…
disfrutar de tus manantiales
Sacia mi hambre
con el néctar de tu cuerpo y de tu corazón.parto2
Gracias mamita por darme tu sangre,
Por hacer de tu cuerpo mi casita,
durante estos nueve meses
que no han sido fáciles para ninguno de los dos
pero dime mamita…
¿verdad que ha sido maravilloso …
…estar así tan unidos los dos?
Gracias Dios por enviarme a la vida…
Gracias mamita, por aceptar mi llegada
Y por haber sido tú… un instrumento de Dios…

Día del padre: Nuevas prioridades

Hoy es mi segundo día del padre y una vez mas estoy aquí, en este blog, reflexionando sobre la paternidad.

Podría hablar de lo mucho que amo a mi familia, de lo feliz que me hacen mis hijos, de lo que un hijo te cambia la vida, pero creo que todos esos puntos son obvios. Como para casi todos los padres mi hijo es el mejor del mundo, el mas inteligente, el mas guapo, el mas simpático… Aunque todos menos yo exageran.

No, hoy no quiero hablar de nada de eso, quiero hablar de como cambian las prioridades._DSC9169

Sin darnos cuenta muchas cosas que antes nos parecían importantes se han convertido en secundarias y por el contrario, otras a las que no les dábamos mayor importancia se han convertido en primordiales.

Antes los domingos era poco menos que sagrado ver el partido de mi equipo. Ahora si lo veo es porque no puedo salir al parque con mi peque. El tiempo que antes dedicaba a otras actividades prefiero dedicarlo a mi hijo, pero no solo porque él me lo demande, también porque yo lo quiero, por que es mi prioridad y mi deseo.

Cosas otrora primordiales como el aspecto físico, el dinero o el éxito profesional, sin renunciar a ellas, han pasado a un segundo plano. ¿Por qué? Porque yo lo he elegido así.

Podría dedicar horas y horas a mi trabajo, posiblemente ascendería y me convertiría en un ¿triunfador? Pero veamos…

¿Qué es un triunfador? Algunos ven como un triunfador a la persona que dirige una gran compañía, que conduce un mercedes último modelo y es reconocido en todos los círculos empresariales. Tal vez esa persona trabaje 16 ó 18 horas diarias y cuando llega a su casa en su flamante mercedes… sus hijos ya están dormidos y su esposa a veces está y a veces no. Muchos días duerme en un hotel 5 estrellas en cualquier parte del mundo. Sus hijos tienen todos los lujos y todas las comodidades, pero… ¿Dónde está su padre a la hora de la merienda? ¿y a la hora de la cena? ¿Quien los acuesta en sus camas?conpapi

Cuando llego a mi casa todos los días me reciben con esa sonrisa y esos besos y abrazos que no se pagan con nada. ¿Quién es el triunfador? Yo lo tengo muy claro, por eso elijo estar con mi familia, porque es mi prioridad, mi triunfo, porque ver a mis hijos y a mi esposa felices es mi éxito y el amor que me brindan día tras día y sin condiciones es mi riqueza.

Tengo una profesión que hoy en día es de las pocas que con dedicación aún pueden generar mucho dinero, pero si para ello tengo que sacrificar lo que mas amo, que es estar con mi familia, prefiero esperar. Estoy seguro que si a mi pequeño le das a elegir entre un millón de euros y jugar con su padre elegiría lo segundo, ¡imposible negárselo!

Afortunadamente no nos falta de nada, así que… ¿Por qué sacrificar lo que mas amo?
Para hacer dinero tenemos muchas oportunidades a lo largo de nuestra vida, para disfrutar la infancia de nuestros hijos solo una.
Para tener éxito en el trabajo tenemos toda la vida, para ver crecer a nuestros pequeños solo tenemos una vida.
Para ver el partido de nuestro equipo tenemos muchos domingos, para ir al parque con nuestros peques sólo tenemos un domingo a la semana.

No quiero dejar pasar este día sin recordar a mi padre, al que este año por primera vez no puedo felicitar en persona porque ya no está entre nosotros. Pero seguro que desde el bar del cielo, mientras juega la partida con sus amigos, puede leer estas líneas. ¡¡Feliz día papa!! ¡¡Nunca te olvidaré!!

También quiero recordar a nuestros peques que un día se fueron, pero seguro, que como el abuelo, también desde el cielo están celebrando este día.

Y como no, dedicar estas líneas a mi valiente esposa, que con tanto amor y esfuerzo cuida día a día a nuestro pequeño mientras en su vientre crece una nueva alegría de nombre Mateo. Te esperamos con impaciencia hijo.

Y por supuesto a Samuel, la alegría y el sentido de mi vida.

Así que amigos, el domingo aupa Sporting, pero yo me voy al parque con mi retoño.

Rabietas y caprichos

Estoy agotada, triste y desesperada… Samu ha comenzado con rabietas desde hace un tiempo y cada día se van multiplicando. Hoy ya ha tenido dos.

Siempre es por tonterías: que no quiere ponerse la chaqueta, que no quiere ir en la silla, que tiene sueño y da mil vueltas para dormir hasta que se pone nervioso, que pide chocolate, caramelos o galletitas cuando tiene que comer la comida, en fin, por cualquier cosa sin importancia para mí, aunque para él parece lo más importante del mundo. Grita como un loco, llora, se tira al suelo y patalea y a mí a veces me da un ataque de nervios que me pongo casi igual que él para luego tranquilizarme e intentar calmarlo con montones de métodos: (a veces al ponerme histérica le grito, me enfado mucho con él, otras veces pongo música relajante, le doy besos y le hablo bajo para que se calme, o intento distraerlo con algún juego o lo llevo a la cama porque sé que tiene sueño, o aplico el horrible método de la «super nanny», con el que no estoy de acuerdo porque me parece totalmente conductista: (dejarlo llorar y gritar hasta que se calme solo mientras paso olímpicamente de él)…OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Pero hoy nada funcionaba, nada, aunque suelo tener una carta blanca de último momento, mis grandes aliadas, «las tetas», dueñas del poder absoluto de calmar y tranquilizar a un niño. De verdad agradezco seguir con la lactancia, porque cuando ya no tengo nada que hacer, sin decirle nada, me levanto la ropa y él viene solito llorando hasta que logra empezar a succionar y generalmente se duerme y/o se calma en cuestión de minutos o segundos…

He leído bastante sobre el tema que hoy expongo y da para hablar mucho. Prefiero quedarme con lo que dice Carlos Gonzalez en la revista «El mundo de tu bebé»: «Una rabieta es una tormenta emocional que suele producirse en niños pequeños al no ser capaces de controlar su miedo o su ira, reaccionando con llanto intenso, pataleo, gritos, estirarse en el suelo o manifestando agresión, rechazando el consuelo en muchas ocasiones.» Parece que suele haber un desencadenante inmediato, pero eso es solo la gota que colma el vaso porque el niño ha estado aguantando negativas a lo largo de todo el día hasta que llega un momento que no puede más y reacciona desmesuradamente…

¿Qué podemos hacer? No perder la calma, evitar que aumente, (por ejemplo riñéndolo),  evitar que se haga daño y tener mucha muchísima paciencia, porque se supone que se le pasará en unos minutos…

Pues nada, esto resumiendo, pero sinceramente necesito mas consejos ya que hasta el momento sólo me sirve el de la teta que utilizo, aunque no creo que Samu siga mamando hasta los 3 o 4 años , edad en la que suelen ceder las rabietas, por lo que necesitaré más herramientas para calmarlo…

Vosotros, ¿que hacéis ante esto? ¿cómo reaccionáis?

Les dejo un enlace-canción sobre el tema, que me gustó y quiero compartirlo…

¡Feliz día de los enamorados! (la gran historia de amor de papá y mamá)…

Buenas…

Hoy, en este día tan especial quiero recordar la forma en la que conocí a tu padre y que para mí trae recuerdos muy especiales…

Estaba viviendo en Madrid desde el año 2006, pero después de una separación de la que creía que no podría reponerme jamás, dejé el trabajo que tenía y me fui a Argentina un tiempo a recobrar fuerzas cerca de mis raíces, (familia y amigos/as), hasta que creí que debía permitirme un tiempo más en España para ver si mi situación cambiaba, ya que nunca había podido ver mi futuro en la ciudad en la que nací.

Volví  a España casi un par de meses después, en febrero del 2008, y me concedí a mi misma una semana para conseguir un nuevo lugar donde vivir y un nuevo trabajo. Si lo conseguía, me quedaba en Madrid, sino, me volvía definitivamente a Argentina. Visité casi una decena de pisos compartidos, pero no terminaban de convencerme, hasta que encontré uno a buen precio, buena ubicación y para vivir con dos chicos españoles, donde supuse que me tratarían muy bien, porque siempre es más fácil convivir con chicos que con chicas.amor2

No estaba en mis planes enamorarme, al contrario, pensaba que yo nunca conocería el verdadero amor. Pero al ir a visitar el piso cuál no sería mi sorpresa cuando detrás de la puerta apareció el que ahora es el gran amor de mi vida. Me abrió la puerta y me quedé embobada, me derritió con su sonrisa, me enamoró con su humor.

Empezamos conviviendo, pero al poco tiempo ya surgió el amor. Fuimos compañeros de piso, amigos, amantes, novios y finalmente marido y mujer.  Lo que empezó como un inocente acercamiento se fue transformando en pasión para luego darle paso al verdadero amor, a ese que leemos en los libros, a ese que creemos que no nos va a tocar, a esto que es la verdadera esencia de la vida, el hecho de dar y recibir del mismo modo, hacer todas las cosas juntos, brindarnos el uno al otro completamente.amor

No todo fue fácil y bonito. Al principio tu padre no quería tener novia, ni casarse, ni tener hijos, (hasta me dijo que yo sólo tenía una posibilidad en un millón que él se enamorara de mí), y yo pensé: «¡que bueno, tengo una!, así que poco a poco fui ganando puntos, hasta que el 27 de septiembre del 2008 tenía 999.999,09 y en una reunión con amigos, me llegó un mensaje que confirmaba ese +0.1 que me faltaba para convertirme en su novia, en su relación, en su amor. Así siguió pasando el tiempo, el 15 de mayo del 2010 nos casamos felizmente; en septiembre de ese año perdimos a nuestros primeros hijos, los mellizos y nunca se pasará ese dolor, aunque para aliviarlo, al mes siguiente me quedé embarazada de tí; llegaste a mí de una forma increíble, casi milagrosa, porque aunque deseábamos tenerte con todas nuestras fuerzas, no creímos que pudiera ser tan rápido, pero aquí estás, 19 meses después, y eres el fiel testigo de nuestro amor, la semilla que plantamos, nuestro presente y futuro.familia

Y aquí estoy ahora, sigo enamorada y mi amor se ha multiplicado no solo por tu padre y para tí, hijo mío, sino también para este otro bebé que llevo en mi vientre y que viene en camino para hacer esta familia más grande.

Así que hoy, que es el día del amor, digo y confirmo que estoy completamente enamorada de mi marido y de mis hijos, de mis tres hombres que me hacen tan feliz y de la vida, que me está dando esta maravillosa posibilidad de ser y sentirme mujer y madre.

¡Feliz día para todos!

Anteriores Entradas antiguas Siguiente Entradas recientes