Novedades…

¡Uf! Que abandonaditos les tengo, hace un mes que no escribo y no por falta de ganas sino de tiempo…

Tengo tanto vivido en este mes que intentaré hacer un mix resumiendo lo más importante.

En primer lugar, ya estoy de 23 semanas de embarazo y desde la semana 16 que sabemos sin duda alguna que ¡es otro niño! Sí señores, mi marido sólo sabe hacer nenes, es que siempre le ha gustado el fútbol y quiere tener a su propio equipo, ¡sólo faltan 8, jejeje!

Se llamará Lucas, no era un nombre que me llamase la atención ni había pensado en él pero un día dijimos los nombres de sus hermanos y quedaba tan bien el trio que así lo decidimos. No señor, no somos del opus ni religiosos, pero nos encanta el significado de los nombres y tenían que ser especiales, así como lo son nuestros peques…

Mateo sigue siendo un terremoto. No se ha calmado nada y eso que ya tiene 19 meses, cada día habla más, ya se le entiende perfectamente y sigue siendo muy nervioso pero muy divertido.

Samu sigue siendo el dulce de siempre, ha empezado con el famoso “complejo de Edipo” y sinceramente me encanta; está todo el día abrazándome, dándome besos y diciéndome palabras bonitas.

Han pasado por un montón de virus este mes, los que luego contaré con más detalle, pero el mayor ha tenido laringitis que llevó a una otitis y a una perforación en el tímpano, empezando este año con Rotavirus hasta estar ingresado. Por su parte el peque ha tenido bronquiolitis y luego otitis, así que ¡ya ven en que he ocupado el tiempo! De médicos, hospitales, preocupaciones, miedos, temores, sufrimiento; es lo único malo de tener hijos 😦

Y nosotros a pesar de haber tenido que cambiar el billete para nuestro viaje de todos los años, hemos esperado el momento en el que los peques estuvieran mejor para viajar a Argentina. Allí estuvimos con toda la familia en pleno verano, pasándolo de 10. Las navidades fueron hermosas al estar todos juntos y nos volvimos para fin de año, así que en noche vieja estuvimos solitos pero de festejo; los reyes fueron mágicos porque a medida que los niños crecen la fantasía va siendo realidad para ellos y hasta para nosotros.navidad

En fin, podría contar todo con detalle pero no quiero extenderme sino ponerme al día para volver a convertirme en una bloguera que le encanta compartir sus experiencias por aquí…

Gracias por no abandonarme y seguir en contacto. ¡Un abrazo y muy feliz año!

familia

 

Adaptación en el colegio

Buenas…

Seguimos con el tema del cole, Samu lleva más de dos semanas y aún no lo lleva muy bien, aunque parece resignarse en algunos momentos. Tuvimos una reunión con su profe y estuvo bien, no nos criticó ni que aún tome la teta ni que duerma con nosotros, nos dijo que para ella iba adaptándose, que lloraba un poco al principio pero luego se lo pasaba bien. Nos preguntó que pretendíamos del colegio y yo me quedé pensando en eso, le dije que me gustaría que aprenda y que se lo pase bien. Mi marido cree que es el mejor lugar para tener amigos y relacionarse; pero yo creo que todo esto también lo puede hacer en casa, en el parque, en fin…20140916_100431

Supongo que soy yo la que tiene problemas para adaptarse a la nueva situación, estamos cambiando las rutinas, los horarios y esto es duro para cualquiera; pero el peque tampoco se acostumbra a tener que madrugar todos los días. De todas formas tampoco entiendo como en España no existen diferentes turnos para acudir al cole, por ejemplo en Argentina uno puede elegir ir por la mañana o por la tarde y en educación infantil , (lo que allí se llama Jardín de infantes) no se suele acudir más de 4 horas. Me parece excesivo enviar a los pequeñitos mucho tiempo más.

Me he acercado al AMPA, (Asociación de madres y padres del cole) y tienen muchísimas actividades extraescolares para que los peques se pasen allí todo el día.  Yo entiendo la triste realidad de la NO conciliación familia-trabajo, pero ¿hay tanta necesidad de dejar a un niño tan pequeño tooooodo el santo día realizando un sinfín de actividades NO necesarias para esa edad?

Un niño de 3 años lo que necesita es a sus padres. Y también jugar. Y aprender, pero no hay porqué obsesionarse con que sepa inglés, baile, judo o la mar en coche…

Hace mucho leí que lo importante no es la cantidad de tiempo que se pase con los hijos sino la calidad pero me permito no estar de acuerdo. Hay que dedicar tiempo a nuestros hijos, todo el posible, hasta el que parezca imposible. Estamos forjando su futuro, nada menos y estar con ellos es más que importante.

Bueno, como siempre, ya me he ido por las ramas, ¡jejee!!

Volviendo al tema del cole, Samu ya ha faltado algunos días porque se ha cogido el primer virus; ¡Y nos lo ha pegado a todos! Esto es otra cosa que no puedo comprender de muchos padres. He presenciado que una compañera de Samu días antes había ido con fiebre y aún así la dejaron. Supongo que hay casos donde no queda otra alternativa porque los padres deben trabajar y no tienen con quién dejarle, quizás yo estando aún de excedencia no me he enfrentado a esta situación pero pienso que lo más importante es la salud de nuestros hijos y si hace falta mentir para protegerlos y quedarnos con ellos sería mucho mejor que enviarlo enfermo a que lo pase fatal y encima propague el virus a todos sus compañeros…

Así que aquí estoy, todavía planteándome si es necesario que vaya al cole o esperar a que sea un pelín más grande. A él le gusta, pero sale con tanto sueño que se duerme antes de llegar a casa. Trabajan por proyectos pero llevan dos semanas con el color rojo y caperucita, todas las actividades las hacen en torno a esto y para un niño de tres años esto ya se ha quedado en el tiempo. Samu sabe todos los colores, los números hasta el 15; etc, etc; y tiene una necesidad y flexibilidad para aprender que podrían darle contenidos más interesantes o al menos variados.

A ver si le empiezo a ver lo positivo de una vez, aunque mirando la carita que pone Samu en la foto no sé…

Gracias por leerme y por favor, contarme vuestras experiencias…

 

 

Primer día de cole…

¡Hola!  Esta mañana ha sido un día difícil, aunque muy esperado.

Samu ha empezado el cole, esta semana tienen la adaptación y en principio ira un par de días por una hora, otros dos días durante 90 minutos y a partir del lunes 4 horas, lo cual me parece excesivo.  Fue intrigado y salió muy enojado. Yo también salí así.  Él porque lo dejé allí y yo porque no me dejaron ni entrar ni despedirme.  Antes de entrar, Samu se entretuvo mirando jugar a los nenes más grandes y cuando me di cuenta sus compañeros ya habían entrado. Lo llevo a su clase y me encuentro con la gran mayoría de niños llorando a moco tendido. Pregunto si puedo entrar y me lo niegan cerrando la puerta en mi cara. Vale, entiendo que si entrara algún padre todos los peques quisieran a los suyos, pero podrían haberlo explicado de otro modo.  Me quedé media hora afuera mal, enojada,  nerviosa.  Ya había comenzado a plantearme no llevarlo, (en España la educación no es obligatoria hasta los 6 años); presencie a una docente diciéndole a un niño de los de 3 que se aguante, porque debería quedarse con ella hasta que volviese su madre y me fui a dar una vuelta,  ya que el cabreo que tenia me podía hacer perder la cabeza.

Tras 30 minutos que parecieron horas volví y allí estaba Samu todo enfadado, tanto que no me hablaba y me pegaba (nunca lo hace).

Tardó una hora en comenzar a contarme las cosas y aunque no se lo pasó muy bien al menos quiere volver mañana.

Su maestra nos dijo que había llorado poco y que luego se puso a jugar en la arena sólo,  estuvo muy serio todo el tiempo y no se relacionó con nadie. Así es él al principio, observa todo y selecciona, jajaja!

Yo estoy un poco angustiada, me parece muy pronto para crearle una “obligación” que dura tanto, (en octubre tendrá que ir de 9 a 14) y no veo que lo necesite si yo seguiré en casa de excedencia.  Realmente me encantaría que pudiera ir a unas de esas escuelas libres como las de metodologia waldorf o montessori pero son demasiado caras. Según el modelo de educación que le estamos transmitiendo al seguir un tipo de crianza natural, sería lo más coherente. ¿Porqué no habrá de esas escuelas públicas?  ¿Porque debemos conformarnos con un modelo de educación conductista que va directo al fracaso? ¿Porqué la sociedad no incentiva a libres pensadores, críticos, creativos y sólo pretende reproducir a meros repetidores del conocimiento anticuado?

Estoy enojada , estamos a años luz de un verdadero cambio educativo,  pero hay que empezar ya a hacerlo porque lo mas importante es el futuro de nuestros hijos.

Voy a aguantar esta semana.  Voy a darle una oportunidad y espero que Samu cada día vaya mejor,  pero no dejo de darle vueltas a lo urgente que es hacer un cambio en la educación.

primerdiadecole

¡Samuel ha cumplido 3 años!

Sí…ya sé que pasó hace un mes, pero no había tenido tiempo de poder escribirlo ¡hasta ahora! Supongo que quienes tienen dos peques muy seguidos en edad me entenderán, ¡24 horas nunca alcanzan!

Samu ha cumplido los 3 años, mi peque se va haciendo mayor…

Le hicimos una fiesta en casa con algunos niños y amigos nuestros, preparé la súper tarta que siempre hago para todas las celebraciones familiares, (pronto les pongo la receta), le hicimos muchos detalles, (organizamos una fiesta temática de sus personajes favoritos, (monster university) y nos estrenamos con papá haciendo manualidades, (piñatas de sus personajes principales), estuvimos todo el finde quedándonos hasta las 4am para hacer la dichosa piñata, ¡pero el resultado fue muy bueno! (dejo fotos)…cumple1

Se lo pasó fenomenal y se portó muy bien (y eso que últimamente está cada dos por tres con las dichosas rabietas, caprichos y gritos).

¿Y que veo de nuevo en estos 3 años? que tiene el control de esfínteres logrado, (ya no le pongo pañal por la noche y aunque en contadas veces se le escapa lo normal es que no);  sigue aprendiendo día a día, que tiene necesidad de saber, (hace tiempo ha empezado con los porqué y lo pregunta cientos de veces donde las respuestas que les damos nunca alcanzan); que entiende absolutamente todo pero que por rebeldía propia de la edad muchas veces hace lo contrario a lo que le decimos, que ya muestra su carácter, por ejemplo, cuando se enfada conmigo me dice: “¡Váyate! ¡Pirate! ¡No te quiero! y yo más que ponerme triste me hacen gracia esas palabras, esas conjugaciones de verbo tan típicas de su edad y su forma de manifestar el enojo, ¡me dan ganas de comerlo a besos!

Tiene muchos celos de su hermano y ya se pelean como mayores, lo cual me da tanta impotencia que no sé que hacer, pero es que Samu siempre está con sus muñecos alineándolos o construyendo torres y llega su hermano y le tira todo, le coge sus cosas y es normal que se enfade…cumple2

Siguiendo con el tema de sus rabietas a veces me dice que me vaya de casa, (él a mí), que no quiere estar conmigo, por lo que he hecho el intento de esconderme o irme a ver que hacía y al segundo vuelve corriendo gritando: ¡mamá, mamá!

Veo que busca diferentes formas de manifestar su enfado y como le cuesta ponerlo en palabras, lo demuestra como le sale, (esto es normal también), a veces para los padres es una época muy difícil, pero es que ellos no pueden aún contar todo lo que están sintiendo y es su forma de mostrarlo. Hay que sacar la paciencia de donde sea. Con el tiempo ya aprenderá a expresarse y calmarse.

Su padre le ha “enseñado” cómo se conduce porque le encanta sentarse del lado del conductor, (obviamente mientras el coche esta parado, no piensen mal) y cuando le preguntas cómo se conduce dice: “(pones la llave, giras el volante y ya está)” Pero… El otro día estábamos por irnos, él se subió al asiento de papi y mientras estábamos fuera hablando él giró la llave y el coche se movió, ¡qué peligroooooooooooooooo!

Tiene un lenguaje adulto, aunque sigue pronunciando mal la “R”, pero no me preocupo porque tiene tiempo de sobra para aprender. Respecto a las interacciones con los demás, cada día está más sociable y busca a los niños para jugar; cuando va al parque si quiere jugar con alguien se acerca directamente y le muestra sus muñecos o le pregunta cómo se llama, ya no tiene vergüenza y se está animando a todo, se sube a cada tobogán, túnel o juego que encuentra, (antes le costaba) y charla todo el día sin parar. Se inventa canciones y cosas, es muy creativo y es muy lindo compartir el tiempo con él, porque ha crecido tanto que ya es un niño hecho y derecho, aunque para mí siempre seguirá siendo mi bebé.cumple3

Ya pesa 12,5 kg y está comiendo mejor, me pide las cosas que quiere y es muy agradecido, yo diría que está bien educado, aunque hay gente que crea lo contrario…

Y respecto a la teta y al sueño…seguimos fatal. Hace más de un mes que le hemos llevado la cama a su habitación y también hemos cambiado a Mateo para que estén juntos, pero no hay manera. Logra dormirse con la teta en su cama, pero cómo máximo a las dos horas ya se va a la nuestra, no tengo ni idea de cómo hacer que pueda dormir tranquilo y a gusto. Y la teta ni hablar, sigue tomando a full a veces más que su hermano,  así que van 37 meses de lactancia y si sigue así creo que va a llegar a los 38…años!!

¿Alguna sugerencia?

Cómo enseñar a un niño a hacer pis y caca…

El título de este artículo lo he escrito ¡hace un par de meses! y cuando lo hice no sabía qué escribir; estaba en blanco porque creía que iba a ser un aprendizaje muy complicado. Había leído cientos de artículos e información al respecto pero cuando lo tienes que aplicar en un niño que en ese momento se negaba rotundamente a abandonar el pañal resultaba extremadamente difícil…
Recuerdo que al cumplir los dos años, habíamos comprado lo típico: el bater pequeñito, el taburete para subirse al inodoro de mayores y el asiento reductor del wc, pero sólo jugaba con eso de vez en cuando y no mostraba indicios de querer aprender. Así pasaron los meses hasta que me di cuenta que en septiembre empieza el cole y…”debería” tener ese aprendizaje incorporado; supongo que más por exigencias sociales que por circunstancias naturales, pero así es la vida…
En el cole nos habían dicho que a esa edad lo daban como aprendido y que a pesar de que existe una sola persona que va de colegio en colegio ocupándose de cambiar a los niños, se suele utilizar lo mínimo indispensable, (inclusive en la mayoría de los colegios no existe este servicio), si ocurre suelen llamar a los padres para que vayan a cambiarles lo que implica infinidad de momentos desagradables, (pérdida de tiempo, situaciones complicadas si ambos padres trabajan, dejar al niño meado o cagado el tiempo que sea), en fin, circunstancias que evidencian la NO CONCILIACIÓN familiar-laboral-social. Así que en esta sociedad no queda otra alternativa que “adecuarse” a los tiempos exigidos. Lo “natural” parece valer para otro tipo de sociedades…
Volviendo al tema, (que como buena argentina que soy siempre me voy por las ramas) he de contar que casi un par de meses después, estoy absolutamente relajada con esto, ya que Samu lo tiene logrado a un 90%, (hace pis y caca en el inodoro y sólo le pongo pañal para dormir por la noche), lleva varios días con el pañal seco al levantarse así que ya se lo quitaré del todo, pero lo mejor es que aprenderlo sólo le llevo un par de semanas…nuevaetapa
¿Y cómo le enseñamos? Podría escribir aquí infinidad de cosas que he leído, pero eso ya lo encontrarán si buscan en internet, así que yo solo les contaré nuestra experiencia personal.
Nuestros pasos para el éxito:
1)-Comunicación: Siempre le hemos contado y explicado todo, sabemos que él entiende a su manera y que la mejor forma de hacerlo es hablando, por eso siempre le decíamos que él ya tenía edad para aprender, que ya no es un bebé como su hermano, lo lindo que es estar limpio y seco…
2)- Incentivos, (no soy conductista ni como la supernanny que aplica castigos y/o recompensas), pero entiendo que para un niño pequeño puede ser importante obtener un logro y que lo vea compensado, entonces como Samu es fanático de los muñecos de monster university, le prometimos algunos que él quería si lograba hacer caca. Además, le compré como una docena de calzoncillos con dibujos super chulos, ¡hasta le tuve que comprar uno así al padre! porque Samu decía que los de papi “eran aburridos porque no tenían dibujitos“…
3)-Figura que representa el saber: ¡jaja! no sabía como llamarlo, aquí simplemente intervino su enfermera y fue clave para el aprendizaje. Es una señora de avanzada edad y carácter muy especial, (siempre está gritando, utiliza métodos antiguos pero es muy maja) y una vez que le vio se asombró porque llevaba pañal y a los gritos le contó que tenía la suerte tener un “pitulin poderoso” con el que podía regar desde los árboles hasta todas las cosas; gestualmente le indicó cómo podía hacerlo y Samu le prestó tanta atención que luego a cada rato preguntaba: ¿cómo me decía la “doctora”?
4)-Determinación: Samu no parecía estar muy preparado, a veces mostraba algún interés, pero en cuanto le quitaba el pañal me armaba un escándalo, así que después de esperar un tiempo prudencial un día decidí quitárselo y que no hubiera vuelta atrás.
5)-Paciencia, primero para esperar hasta que nos parecía que podía ser el momento justo, (sabemos que se trata de un proceso madurativo y hasta que no estuviera preparado no tendría sentido enseñarle) y luego para saber mantenernos tranquilos frente a los episodios esperables en esta etapa, (por ejemplo que intentara redecorar la casa con sus producciones esparcidas por donde sea),jajaja; con toda seguridad les digo que prefiero mis “artes” de decoración tradicional…
5,5)-(Esto no merece un punto, por lo que le puse 0.5) Utilizar algún “argumento”: esto es alguna mentirita piadosa: Samu al principio no quería hacer pis en ningún sitio que no sea en casa, así que se aguantaba horas y horas, hasta que le dijimos que si regaba los árboles, crecían y nos hacíamos los sorprendidos mientras “les veíamos crecer”, y el peque con su mezcla de magia y fantasía tan natural de su edad se asombraba y se sentía muy importante de poder provocar ese efecto.
6)-Ponernos en su lugar, (cuando estaba estreñido, nosotros hacíamos lo mismo), para mostrarle que aunque no pudiera o le doliera, luego lo iba a lograr y se iba a sentir mejor.
7)-Quitar importancia a los fracasos y por contrapartida, darle mucha importancia a los éxitos.
8)-Hacer alguna “locura”, esto no podía faltar con los padres que tiene, (cuando le costaba tanto poder hacer caca, a su padre se le ocurrió poner los muñecos en el orinal y decirle que podía “cagar” a sus muñecos y yo le decía que no sería tan “cochino” así que para hacer locuras y llevarme la contraria lo hizo y desde ahí que lo tiene logrado, (aclaro que esto sólo fue un par de veces, jajaja).aprendiendo
También he de decir que sin planearlo, lo hemos logrado por etapas: primero en un poco más de una semana, habíamos conseguido que hiciera pis. Y luego nos pasó lo habitual en la gran mayoría de los niños: se aguantaba y retenía la caca, por lo que cuando pasó hasta una semana sin hacer fuimos a la doctora para que nos de unos polvos bastante naturales que ablandan las heces y sólo se lo hemos dado en contadas ocasiones hasta que no hizo más falta. En realidad, psicoanalíticamente hablando es en esta etapa, (2-3años) cuando al retener las heces sienten inconscientemente que pueden dominar al mundo, (sus padres), con la frustración que manifiestan al retener las heces o la gratificación al expulsarlas. La etapa anal, como se le llama, es muy importante para los niños porque se trata del primer aprendizaje consciente y el éxito o fracaso de esta fase, puede influir en su desarrollo futuro.
Como les contaba al principio, con Samu lo tenemos casi logrado. Se despierta seco, sabe que debe hacer pis antes de acostarse y al levantarse, ya no me llama cuando lo hace ni necesita que se lo recuerde, tampoco usa ya el orinal ni el taburete; se pone en puntas de pie, levanta la tapa del inodoro, hace pis, le encanta ver cómo se lo lleva el agua al tirar de la cadena y luego se lava las manos; un lujo…
¡Te felicito mi flaquito!

Y vosotras, ¿cómo lo habéis hecho?

Primera inscripción en el cole

¡Ay, hijo, pero qué grande estás! Hace unos días tuve que ir a inscribirte por primera vez en el cole y fue un día muy particular…
Antes que nada cuento que gracias a Dios a Samu le tocó el cole que queríamos, es un cole pequeño, normalito, pero tiene la suerte de poder contar con un equipo docente muy flexible, que entienden las necesidades de los niños pequeños, es un sitio bonito porque en todas las salas y hasta que son bastante mayores, (12 años) la disposición de las sillas en el aula están en círculo, les hacen participar activamente, les hacen interpretar roles para que siempre haya un portavoz en cada grupo, en fin, es un cole participativo y libre. No es bilingüe, pero tiene un proyecto propio de inglés y hasta realiza intercambios con otros niños de Gran Bretaña para conocer bien el idioma. Además, la adaptación si al niño le cuesta, se puede hacer con más tiempo, (y no como en otros coles que en 4 días pretenden que estén perfectamente adaptados). El horario es fenomenal y es otra de las cosas que me encanta, (en junio y septiembre de 9 a 13 hs y los otros meses de 9 a 14 hs), por lo que no implica ir y venir 4 veces como la mayoría de los otros coles; además la directora es majísima y súper abierta; así que en definitiva estoy encantada con este lugar.samuelin
Han realizado sorteo porque había más solicitudes que plazas y tuvimos la suerte de que nos toque..
Bueno, que me voy por las ramas; retomando el principio del post, les cuento que al ir a inscribir al peque estaba yo charlando con el secretario del Ampa, (asociación de madres y padres) y Mateo se cogía de Samu e iba caminando con él, hasta que de repente, ¡se echo a caminar solito! y desde ahí que no para el chiquitín…samuloqui
Y otra de las cosas dignas de comentar fue que estaba la directora preguntándole el nombre a Samu y encantada con los dos diciéndoles cosas bonitas y no va que a Samuel se le ocurre decirle toooodas las malas palabras que se sabe, como una gracia, no se con que fin, en argentino y en español, (“a la mi…..a”; “la con….de la lora”; “la madre que te parió”); pues nada, que no le hizo ni gracia y muy seria preguntó quién le había enseñado esas cosas a lo que a Samu no le se ocurre mejor idea que decir “mamá”. La directora, con una mirada inquisidora me dice: “seguro que las aprendió en la guardería, ¿a qué va a la guarde, mami? Y yo, con dolor en el alma porque hubiera deseado que no las haya aprendido de mí tuve que decir que no….¡Menudo hijo tengo! Con lo dulce que es siempre, con las miles de palabras bonitas que sabe decir, con lo comprador que es y lo listo y bueno…¿Justo tuvo que hacerme pasar semejante vergüenza? ¡jajajajajaja!!!!!
De terror mi Samuelito, ¡un día digno de recordar!

Saber elegir el cole de nuestros hijos…

¡Buenas!
Hoy quiero hablar de la elección de colegio para nuestros hijos. Nosotros lo estamos viviendo en carne propia porque nuestro hijo Samuel en julio cumple sus 3 años y en septiembre tendrá que empezarlo.
Es una decisión complicada porque se trata del futuro de nuestros peques y por ello hay que tener claro varias cosas:
¿Qué queremos para nuestros hijos?
Estos días pasados he estado acudiendo a las jornadas de puertas abiertas de varios colegios en mi ciudad y me he dado cuenta de la cantidad de expectativas que solemos poner en los mismos.
Hay padres que parecen estar interesados exclusivamente en que el colegio sea bilingüe, pero al centrarse en ese aspecto dejan de lado otros tanto o más importantes que ese, (fuimos a un cole que de 200 solicitudes anuales, suelen entrar 10 0 15 con el puntaje medio normal, es decir, con 4 puntos). Y se obviaban aspectos tan fundamentales como las sanciones, normas, el proyecto educativo…
Quiero decir que hay que poder observar mas allá de lo que se ve, ver con criterio; por ejemplo ese cole bilingüe parecía una maravilla, con un edificio enorme y mil comodidades, pero al preguntarle a la directora por el proyecto educativo y la lectoescritura me remitió a las docentes de inicial que no estaban allí…Una directora debe tener claro la forma en la que transmiten la enseñanza en su centro.
Por cierto en el mismo sitio veo: un cartel en cada aula con los niños que se quedaban sin recreo a diario, como un planning semanal, pero de castigos.
Una docente gritando como una loca a un niño de inicial, (justo al ir a ver el comedor me encuentro con esa situación: era un niño que no se había terminado su vaso de leche y no se marcharía de allí hasta no finalizarlo). ¡Dios! Como sea como Samu se puede tirar todo el día sin tomarlo, por lo que imagino que estaría siempre castigado.
A estas cosas me refiero cuando digo que hay que observarlo todo.
Yo no pretendo quitarles el poder a los docentes pero es que no son formas de tratar con niños tan pequeños.
Es muy importante preguntar si trabajan con libros o por proyectos, porque con tres años no se puede pretender una enseñanza reglamentaria sino que debe ser flexible. Lo mismo ocurre con la adaptación, la cual se supone por lograda a la semana de iniciarse, lo cual es muy difícil.
Y yo creía que el cole era obligatorio a los tres años pero me he enterado que no, así que me dan ganas de dejar a Samu bajo mi ala hasta que no me quede mas alternativa que soltarlo, ¡jaja!

Samu en un cole

Samu en un cole


¡Que no, es una broma! ya se que soy sobreprotectora pero es que en la infancia temprana, ¡con quien mejor están los niños es con sus padres!
Pues nada, que después de ver 5 colegios encontramos uno maravilloso en el que espero tener la suerte de que entre; ¡malditos puntajes, que con un simple número marcan el futuro de nuestros hijos!
En el cole que me ha gustado, hasta la disposición de los bancos están puestos en círculo hasta cursos avanzados y les permiten interpretar diferentes roles para favorecer la participación de los niños, por ejemplo alguien hace de portavoz grupal, otro de líder…
La directora conocía perfectamente cada detalle, por lo que supo responder hasta las más inquisidoras preguntas; la adaptación es gradual y depende de los peques, si les cuesta se alarga lo necesario, lo cual me parece estupendo, más para alguien como Samu que nunca ha ido a guardería. Y lo mejor es el horario: intensivo, de 9 a 14hs, para permitirme comer con él y pasar mucho tiempo juntos.
Ahora a esperar las benditas listas, parece que hay sorteo porque hay mas inscriptos que plazas, así que ¡la suerte nos acompañe!
Ya os iré contando… 😉
Por favor, contadme cómo habéis elegido el cole de vuestros peques…

Anteriores Entradas antiguas Siguiente Entradas recientes